La Escuela Politécnica de Zamora ha adquirido recientemente tres autómatas de nueva generación para el laboratorio de Ingeniería Mecánica. Se trata de tres aparatos programables que han costado 2.000 euros y que se han adquirido a la empresa Onrom, líder en el sector en Japón y Asia. De hecho, este tipo de autómatas «no se ha comercializado aún en Europa», explica Roberto García, profesor encargado del laboratorio.

García explica que todos los años se realizan cursos gracias a convenios con la CEOE-Cepyme. «En lugar de gastarnos el dinero lo hemos ido ahorrando para poder comprar estos tres autómatas que nos hacían falta», asegura.

Aunque en el laboratorio hay muchos más autómatas, estos tres son los más modernos porque «pueden conectarse en red». Utilizan protocolos parecidos a los ordenadores y se emplean sobre todo en aplicaciones relacionadas con la domótica.