Dos inspectores de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (Olaf) se han desplazado a Zamora desde Bruselas para investigar la denuncia de Izquierda Unida sobre las obras de Valorio. En su estancia durante tres días en la capital a principios de esta misma semana los dos técnicos, de nacionalidad española y portuguesa, se han entrevistado con miembros del equipo de Gobierno del Ayuntamiento y con representantes de IU, pero además se han interesado por la ejecución de la obra, que han revisado durante toda una mañana acompañados por técnicos municipales, señala la coalición a través de un comunicado. Además, señala el concejal Francisco Guarido, «de las entrevistas se levantó la correspondiente acta y se llevaron todo el expediente completo, tanto del proyecto como de la ejecución de la obra».

Con posterioridad a su visita a Zamora, y para poder "cruzar datos", los inspectores se desplazaron hasta Madrid, a la sede central de Ferroser-Ferrovial, con el objetivo de solicitar varias facturas a la constructora que ejecutó las obras en Valorio. IU espera que en tres meses se conozca el resultado de estas pesquisas. La coalición insiste en que se han pagado unidades de obra que no se han ejecutado.