El Ayuntamiento de Zamora promoverá la construcción de viviendas en alquiler destinando a ello una parcela de titularidad municipal. Los técnicos elaboran en estos momentos el pliego de condiciones que regulará la enajenación del terreno de titularidad pública y en el que se establecerán las condiciones para que la empresa privada que resulte adjudicataria construya viviendas que tendrán que salir al mercado del arrendamiento durante un plazo mínimo de tiempo, bajo las premisas que establecen el Plan Director de Vivienda y Suelo de Castilla y León. Dicho Plan contempla la posibilidad de que la Junta de Castilla y León otorgue ayudas a las promociones municipales de viviendas de protección pública que se materializan a través de convenios entre la Consejería de Fomento y los ayuntamientos correspondiente.

En el mes de noviembre, la Junta y el ayuntamiento de Valladolid firmaron un acuerdo para la construcción de 134 viviendas en régimen de alquiler en cinco solares de la capital vallisoletana.

Ahora, la capital zamorana se suma a la iniciativa con la intención de dar una salida sobre todo a los matrimonios jóvenes «facilitándoles un período transitorio hasta que puedan afrontar una operación de compra», explicó el alcalde, Antonio Vázquez.

Para reducir costes, las parcelas saldrán a un precio «razonable», de forma que repercuta en la menor medida posible en los precios de las viviendas y, de paso, animar a las constructoras a que presenten ofertas.

Las empresas cobrarían después los alquileres, cuyas cuantías estarían reguladas también por el mencionado Plan Director de Vivienda «y que serían muy ajustadas, teniendo en cuenta que en el caso de venta, el precio por metro cuadrado apenas supera los 1.000 euros por metro cuadrado», explica el alcalde.

Con cargo a los presupuestos municipales de este año, el Ayuntamiento enajenará cuatro parcelas, dos de ellas para la venta de viviendas y otras dos destinadas exclusivamente al alquiler. Vázquez hace hincapié que «no por el mero hecho de tratarse de viviendas de promoción pública van a edificarse en lugares marginales de la ciudad», ya que las parcelas se encuentran en el Alto de los Curas, polígono de las Higueras (frente al Centro Comercial Valderaduey), Pinilla, junto al puente de Hierro y la carretera de La Aldehuela. Además apuesta por que las viviendas reúnan unas calidades «aceptables».

Los promotores tendrán la posibilidad de poner a la venta las viviendas de alquiler al cabo de un plazo de tiempo que, en otros municipios donde se ha llevado a cabo la experiencia como Burgos o Zaragoza, se sitúa en torno a los diez años. En principio, cabría la posibilidad de que los inquilinos que hubieran accedido a la vivienda en alquiler se convirtieran, al cabo de los años en propietarios de la misma, aunque el alcalde señala que «esta no es la filosofía de la iniciativa, que busca facilitar una salida transitoria a las familias para darles un margen de tiempo a fin de que sus economías puedan afrontar el esfuerzo que hoy supone la compra de un piso».

La decisión sobre el puente, para después de Semana Santa

El equipo de Gobierno municipal ha estudiado ya las distintas opciones que sobre el puente nuevo ha presentado Javier Manterola y espera que el ingeniero concrete las propuestas para tomar una decisión. A finales de mes está prevista una nueva reunión con Manterola, aunque la resolución no se adoptaría hasta después de Semana Santa, según manifestó el alcalde, Antonio Vázquez.

El alcalde no quiso precisar sobre aspectos determinados de las propuestas y sólo las describió como «tipologías modernas, con materiales de y formas de hoy. Eso es lo que creo que debe ser el puente y estamos seguros de que la solución ofrecida será del agrado de la mayoría de los ciudadanos». En estos meses también tendrán que concretarse todos los trámites administrativos que incluye la construcción de la infraestructura, incluida la modificación del PGOU.

Hasta finales del me de abril, por tanto, no se hará público el coste del puente que determinará el porcentaje de financiación que finalmente asumirá la Junta de Castilla y León, aunque el Ayuntamiento está dispuesto a buscar otras vías para poder acometer la obra.