Salamanca y Zamora, por este orden, son las dos provincias de Castilla y León donde más se ha incrementado el precio de la vivienda en el último año. En cambio, en el primer trimestre de 2005, el coste de los pisos ha aumentado un 4,2 por ciento en la provincia, uno de los porcentajes más bajos, por detrás de Soria y León. Los compradores de una vivienda en Castilla y León tendrían que pagar ahora un 11,8 por ciento más que hace un año y un 5 por ciento más que en el primer trimestre, según los datos difundidos por el Ministerio del ramo, en los que se refleja una subida del 13,7 por ciento en España. Por debajo del nivel global de crecimiento de los precios en la Comunidad se encuentran Palencia (10,5%), Avila (10,4%), León (8,6%), Segovia (7,2%) y Burgos (5,1%), informa Efe. Por regiones, donde menos se incrementaron los precios fueron Navarra, un 9,6 por ciento, Asturias, un10,3) y La Rioja, un10,7 por ciento.