El sistema Viogén de violencia de género mantiene 233 casos activos en Zamora, 7 de riesgo alto

La Subdelegación del Gobierno se convierte en Punto Violeta, tras formar a sus empleados

Colocación del distintivo del punto violeta en la Subdelegación del Gobierno.

Colocación del distintivo del punto violeta en la Subdelegación del Gobierno. / Cedida

Carlos Gil Andrés

Carlos Gil Andrés

«Los números de violencia de género no mejoran en Zamora». Es la conclusión a la que llega el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, quien informó que en Zamora «en la actualidad tenemos 233 casos activos en Viogén, siete de riesgo alto, con orden de protección para 199 mujeres, 73 usuarias de Atenpro, que es el servicio telefónico de atención y protección de las víctimas 24 horas al día y 365 días al año, también siete «cometas», que es el «sistema seguimiento por medios telemáticos de aproximación impuestas en materia de violencia de género», dijo el subdelegado.

En lo que va de mes «se han interpuesto nueve denuncias: seis por la víctima y tres por la acción policial, que han provocado ocho detenciones». Tres de estos incidentes «fueron presenciados por menores».

Punto Violeta

La Subdelegación del Gobierno en Zamora ha implantado este martes un Punto Violeta para reforzar la lucha diaria contra la violencia de género que desarrolla la institución a través de la Unidad de Violencia sobre la Mujer.

La responsable de esta unidad, Marisa Manso, ha impartido una jornada formativa dirigida al personal de la Subdelegación, con información y formación sobre cómo actuar ante un caso de violencia machista.

Manso y Blanco han colocado a continuación distintivo de Punto Violeta en la entrada de la Subdelegación. Esta acción responde a la decisión de la ministra de Igualdad, Ana Redondo, de implantar Puntos Violeta en todas las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno. Se promueve así que el resto de organismos de la Administración General del Estado a nivel territorial dispongan a su vez de estos puntos con carácter general, como ya sucede en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Suscríbete para seguir leyendo