Sucesos en Zamora

Un año de cárcel por llevar una pistola bajo el asiento de su coche

La Guardia Civil interceptó al condenado cuando conducía con las luces apagadas por Benavente

Varias pistolas con su munición.

Varias pistolas con su munición. / Shutterstock (Archivo)

Un zamorano acaba de ser condenado a un año de cárcel por llevar encima una pistola con ocho cartuchos bajo el asiento del vehículo que conducía, al hacerlo sin disponer ni licencia ni autorización para ir con armas de fuego, una sentencia que será firme tras el acuerdo alcanzado por la Fiscalía de Zamora y el abogado del imputado.

El condenado, de iniciales J.P.P., que pudo eludir la celebración del juicio al aceptar las condiciones de la fiscala, no tendrá que ingresar en prisión al acceder la magistrada del Juzgado de lo Penal a suspender la pena durante de prisión con la condición de que durante los próximos dos años no vuelva a cometer ningún otro delito. La atenuante de la pena de cárcel que se han podido aplicar al reconocer el delito han permitido a la Fiscalía rebajar el tiempo de prisión que solicitaba en medio año.

El condenado ayer mismo, J.P.P. circulaba con las luces apagadas de su vehículo apagadas en noche cerrada por las afueras de la ciudad de Benavente cuando fue interceptado por una patrulla de la Guardia Civil que dio el alto a la persona que iba al volante a las afueras de la localidad.

Los agentes decidieron registrar el turismo, un Mercedes Benz, al sospechar de la actitud del hombre que circulaba y se vieron sorprendidos por el hallazgo de un arma bajo el asiento del conductor que ocupaba, quien circulaba por la carretera de la Estación a la altura de la calle de la Cuesta del Río, cerca de los jardines de La Mota, cuando eran las 22.40 horas del 19 de marzo de 2023.

Con munición

La pistola estaba en perfecto estado para su uso y el varón disponía de ocho cartuchos. Se trataba de una pistola semiautomática marca Reck, modelo P8, del calibre 6,35 milímetros con la que el hombre podía disparar sin ningún problema. La detención de este individuo como investigado por un delito de tenencia ilícita de armas fue inmediata, al comprobar que carecía de licencia o autorización para usarlas.

Solo las personas que dispongan de esa documentación en regla y que vayan a participar en alguna de esas actividades consideradas como deporte pueden portarlas para acudir a esos eventos, al igual que integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o personal de vigilancia privada controlado, de acuerdo con la normativa española que impide salir con armas a la calle.

En cualquier caso, la Ley solo permite el uso de las armas "en los campos, polígonos o galerías autorizadas para la práctica del tiro", por lo que no se puede trasladar pistolas, revólveres o rifles salvo que su propietario o propietaria vaya a participar en una cacería; en una competición deportiva o que quien lleve encima el arma pueda demostrar que le es necesario porque corre algún peligro y tiene que autodefenderse.

La Guardia Civil se encarga del control de armas en la provincia, de conceder las licencias y las autorizaciones y de sacar a subasta revólveres, pistolas, rifles o cualquier otro arma que se incautan en operaciones policiales.

Suscríbete para seguir leyendo