La falta de vivienda, el problema para atraer familias a los pueblos de Zamora

La Diputación reúne a los alcaldes para impulsar el programa de acogida a inmigrantes

Alcaldes en una reunión informativa para acoger inmigrantes trabajadores en los pueblos.

Alcaldes en una reunión informativa para acoger inmigrantes trabajadores en los pueblos. / Cedida

Carlos Gil Andrés

Carlos Gil Andrés

"El principal problema que estamos teniendo y vamos a tener es la disponibilidad de vivienda" para poder acoger a nuevos moradores en los núcleos rurales, según el diagnóstico del presidente de la Diputación, Javier Faúndez, que convocaba este viernes en el salón de Plenos a los alcaldes de la provincia para explicarles los pormenores del Programa "Mi pueblo acoge", que se desarrolla en colaboración con la Fundación Talento 58.

Es un plan para asentar familias de inmigrantes que buscan en Zamora "una oportunidad como la que tuvieron muchos zamoranos que décadas atrás salieron fuera en busca de sacar adelante a sus familias". Supone "una oportunidad para asentar población en nuestros pueblos y ofrece mano de obra a los emprendedores del medio rural".

El propio Faúndez puso un ejemplo: "En mi Ayuntamiento, en Trabazos, se ha incorporado una familia que venía de Colombia. El marido y la mujer van a trabajar, ya han conseguido casa, y desde el Ayuntamiento se está tramitando la tarjeta sanitaria y la escolarización de los niños".

Es un proyecto "ilusionante" que saldrá bien "si nos involucramos todos".

Esta gente, dijo Faúndez, "no viene a cobrar ayudas, sino a integrarse en nuestros pueblos, con una ventaja fundamental que es el idioma".

Es, reflexionó, "la emigración inversa a la que hicieron españoles como mis padres que tuvieron que irse a Alemania o a Francia para sacar adelante a sus familias. Unos países que necesitaban esos puestos de trabajo en su momento. Ahora somos nosotros los que necesitamos personas para cubrir puestos de trabajo en la provincia y estas familias pueden ser la solución" La Fundación, explicó, "maneja más de 600 familias y malo será que alguna no encaje para venir a Zamora para emprender con esos retos".

No hay casas

Un problema de la vuelta al medio rural "es la falta de viviendas. Ese va a ser el principal problema que vamos a tener. A mi en Trabazos me ha costado no los puestos de trabajo, porque te llega el empresario y te dice, necesito esta mano de obra de incorporación inmediata, pero no hay disponibilidad de vivienda".

Hay solares abandonados, "hay casas que la gente no alquila porque las quiere para los días de vacaciones y otros que al principio son un poco escépticos a alquilarlas a inmigrantes. En una localidad de la provincia hay una residencia con cuatro puestos de trabajo para incorporación inmediata, hemos estado hablando con el Ayuntamiento y estamos teniendo muchísimas dificultades para encontrar viviendas", constató el presidente provincial.

"A ver si para el próximo presupuesto podemos hacer algo en este sentido, pero vamos a ir viendo en estos seis meses como se desarrolla todo", expresó Faúndez, satisfecho por la respuesta que dieron los alcaldes a la convocatoria de reunión para coordinar las actuaciones del proyecto denominado "Mi pueblo acoge".

Suscríbete para seguir leyendo