CSIF acusa al Gobierno progresista del mayor recorte de personal

El sindicato denuncia "el incumplimiento diario en Correos, sin cartero en los pueblos durante semanas, por no cubrir bajas ni vacaciones"

Los responsables de CSIF a nivle nacional, autonómico y provincial antes del encuentro celebrado en la capital. | Ana Burrieza

Los responsables de CSIF a nivle nacional, autonómico y provincial antes del encuentro celebrado en la capital. | Ana Burrieza

El CSIF acusa al Gobierno central de no hacer honor a su composición progresista al protagonizar el mayor recorte de trabajadores en empresas públicas como Correos, Paradores, Tragsa o Renfe de los ultimos años, "que afecta a la ciudadanía y a los servicios públicos", ha explicado en Zamora el responsable nacional, Joaquín Sánchez.

Una situación que se recrudece en una provincia especialmente abandonada por los gobiernos central y autonómico, como en el caso de Correos que incumple a diario la obligación de dar un servicio público a todos los ciudadanos que se ajuste a lo que se espera en un país desarrollado. "En muchos pueblos no hay un empleado durante semanas porque no se cubren bajas ni vacaciones y las cargas de trabajo son muy elevadas".

La precariedad del personas de las empresas públicas estatales de Castilla y León, como en Renfe donde son insuficientes los 4.000 puestos de trabajo creados, Paradores o Correos, ha sido una de las principales denuncias abordada por los responsables de CSIF en el encuentro de Castilla y León celebrado en Zamora, según ha informado el presidente del sector sindical, Bienvenido Prieto.

La media de los sueldos brutos está en unos 20.000 euros, frente a las remuneraciones de los directivos que ingresan "cifras de seis números, estamos hablando de unos 100.000 euros para arriba", de acuerdo con la información disponible en el portal de transparencia, agrega Prieto.

La consolidación de empleo, la falta de reposición de repuesto de trabajo real y el incumplimiento del 8% en la estabilización de empleo, "no nos vale con la suspensión de la consolidación y la no contratación de puestos de trabajo para intentar paliar ese incumplimiento. Hay que buscar soluciones para dejar en stand by la precariedad laboral y la situación del servicio público", ha subrayado en Zamora Bienvenido Prieto.

Las 35 horas semanales que no se están concediendo a los trabajadores de las empresas públicas y se están haciendo dos horas y media gratuitamente. CSIF denuncia, asimismo, "el olvido y la desidia" hacia el servicio de correos, tan importante en el medio rural, a los que se está pagando 0,26 euros en gasolina por kilómetro recorrido, a pesar de haberlo aprobado el Gobierno, diferencia de coste que están asumiendo los propios carteros, cuyo salario es precario.