Strieder apuesta en Vimioso por un modelo de gestión integral para la raya y pide leyes para garantizar a las pymes en la zona

El Consejo Rayano reconoce los 10 años de apoyo del Ayuntamiento de Zamora al organismo hispanoluso en el encuentro organizado en la localidad portuguesa

Strieder recoge el galardón del Consejo Rayabi para el Ayuntamineto de Zamora.

Strieder recoge el galardón del Consejo Rayabi para el Ayuntamineto de Zamora. / Ayuntamiento de Zamora

Medioambiente y economía deben crecer de la mano en la capital y la provincia de Zamora, en la zona transfronteriza con Portugal, una filosofía que persigue el "equilibrio" entre las "acciones" encaminadas a mantener e impulsar el patrimonio natural y el desarrollo económico de la raya, que comparte el grave problema de la despoblada, ha manifestado el concejal de Turismo, Christop Strieder, en el Consejo Rayano celebrado en Vimioso, en el que defendió "un modelo de gestión integral y una legislación que mantenga las pequeñas empresas".

La cita abordó la gestión del territorio y las amenazas ambientales, tras la entrega de galardones a representantes de instituciones "por los diez años de participación cívica en torno a Rihonor", administraciones entre las que se distinguió al Ayuntamiento de Zamora, un reconocimiento que recogió Strieder en representación del alcalde de IU de Zamora, Francisco Guarido en un acto encabezado por el presidente de la Cámara Municipal de Vimioso, Antonio Jorge Fidalgo; en el que estuvo el secretario de Estado de la Administración Local y Ordenación del Territorio, Hernani Días, así como del presidente del Consejo Rayano, Francisco Alves.

La situación de los municipios fronterizos, castigados por la despoblación y por la debilidad estructural de su economía, ocupó el análisis y las reflexiones de los numerosos representantes de las localidades presentes durante el que Strieder. El edil de Comercio de IU destacó como un logro la "intensificación de las relaciones transfronterizas gracias a los programas europeos.

La participación conjunta en proyectos de ZASNET, que está permitiendo profundizar en una relación intensa entre los municipios de la franja de la raya, es otro camino esencial para continuar apostando en el marco de una gestión del territorio que garantice la “continuidad espacial” mediante “acciones medioambientales en equilibrio con el desarrollo económico”, es otro de los factores

Reinventar la aldea

El fracaso de modelos de desarrollo que no se corresponden con la situación real del territorio fue una de las cuestiones que se debatió para concluir que se debe buscar un nuevo modelo de “gestión integral del espacio transfronterizo”, que reinvente la aldea y sus relaciones con el entorno. En este sentido, se aludió a la necesidad de mejorar el transporte comunitario y especialmente realizar una legislación que tenga en cuenta la economía local y garantice la existencia de las pequeñas empresas.

Los participantes aludieron también a los proyectos de energías renovables que, como está ocurriendo en zonas de León , como la Valduerna y Tabuyo del Monte, “sacrifican” estos territorios en beneficio de empresas foráneas con la “indefensión total de sus habitantes.” Otro de los temas abordados fue la importancia de la gestión de los terrenos y bienes comunales por parte de los vecinos, a través de juntas u otras formas de organización, destacando que es un sistema eficiente que garantiza la supervivencia de las pequeñas economías rurales.