Entrevista | Javier Faúndez Domínguez Presidente de la Diputación de Zamora

"Somos una provincia cada vez más atractiva para los emprendedores"

"Es lógico realizar un reconocimiento a personas y colectivos que desarrollan una labor importante por mantener vivos nuestros pueblos"

Javier Faundez

Javier Faundez / Jose Luis Fernández

B. B. G.

Fuentelapeña será este fin de semana localidad zamorana protagonista, gracias a la celebración del Día de la Provincia, un evento que recupera la esencia de años anteriores y los Premios Tierra de Zamora, entregados por el presidente de la Diputación Provincial, Javier Faúndez.

–¿Qué significa para la Diputación el poder recuperar estos premios, cinco años después?

–Los Premios Tierras de Zamora han estado ligados al Día de la Provincia desde su creación, y al recuperar de nuevo esta jornada de convivencia en la que se homenajea a los alcaldes y a la sociedad civil de la provincia por su trabajo y dedicación, es lógico también realizar un reconocimiento a personas y colectivos que realizan también una labor importante para mantener viva la provincia y nuestros pueblos, cada uno desde sus ámbitos de actuación. No se entiende el Día de la Provincia sin los Premios Tierras de Zamora, y viceversa.

–¿Por qué se ha elegido como sede Fuentelapeña, qué puede aportar el hacerlo en esta localidad?

–La esencia del Día de la Provincia es que se celebre en la provincia y recorra todas las comarcas. En esta ocasión, hemos elegido Fuentelapeña como uno de los municipios más representativos de La Guareña, con la finalidad de promocionar las potencialidades y atractivos turísticos de la comarca y la idiosincrasia de sus gentes. También solemos buscar municipios que cuentan con la mínima infraestructura de instalaciones para acoger el acto institucional que caracteriza a este día. En ningún caso, la elección es casual y este año lo hacemos aquí para recordar a la fallecida Ángela Escribano, quien en 18 años personificó lo que significa ser alcalde un pueblo.

–¿Ha sido complicado elegir a los ganadores de esta edición, cómo estaba el nivel?

–Esa es una labor que ha recaído en los miembros del jurado, que está compuesto por personas independientes que representan a distintos sectores de la sociedad zamorana. Han sido muchas las propuestas y calidad contrastada de premiados para esta edición, pero me consta que la unanimidad en la elección ha sido la nota dominante en cada una de las categorías. Es de agradecer la labor que ha realizado el jurado, como hace en cada edición, buscando ser siempre lo más justos y ecuánimes posibles, tras poner en la balanza los méritos de cada uno de los candidatos. Es posible que el resto de las candidaturas pudiesen haber sido elegidos, pero la labor del jurado es muy difícil.

–¿Qué se quiere reconocer con estos galardones?

–Principalmente, el trabajo que realizan personas y colectivos en favor del desarrollo y el progreso de la provincia de Zamora, en beneficio de las personas, por encima de todo. Además, son un ejemplo de que en Zamora también somos capaces de hacer las cosas bien y que repercutan en mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia. Los premiados también sirven de ejemplo a seguir por las generaciones venideras y que sigamos progresando. Ellos son el fiel reflejo de lo que Zamora y los zamoranos podemos hacer. Son ejemplo del gran talento que tenemos en Zamora.

–La valía de las empresas, profesionales y capital humano de Zamora se conoce dentro, ¿cómo hacer que se conozca fuera?

–Los Premios Tierras de Zamora contribuyen a ello, con la ayuda de los medios de comunicación y las redes sociales, con las que actualmente se puede llegar a todos los rincones del planeta. No obstante, nosotros pretendemos que ese reconocimiento se traduzca primero en que los propios zamoranos creamos en nosotros mismos y en nuestras posibilidades, que sean referentes para los propios zamoranos, para retener a nuestros talentos en la provincia. Pero también, para que desde fuera de nuestras fronteras vean a Zamora como una provincia llena de oportunidades para emprender, para progresar, para poder desarrollar un proyecto de vida. Los zamoranos somos los principales y los más importantes embajadores de nuestra tierra.

Javier Faundez

Javier Faundez / Jose Luis Fernández

–¿Qué puede aportar Zamora más allá de sus fronteras?

–Zamora tiene múltiples atractivos y el capital humano necesario para que desde fuera nos vean una provincia con futuro, más si cabe ahora con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, que permiten a muchas personas vivir en un entorno privilegiado como el nuestro y trabajar a kilómetros de distancia. Zamora es un destino apetecible, tanto para los turistas como para quienes quieren vivir aquí. Patrimonio, tradiciones, diversidad paisajística, una gastronomía envidiable con múltiples y variados productos de calidad contrastada, etcétera. Y muy importante, somos una provincia cada vez más atractiva para los emprendedores.

–¿En qué medida ayuda a este objetivo la Diputación Provincial de Zamora?

–La Diputación, como el resto de las administraciones públicas, tiene la responsabilidad de mejorar los servicios para crear igualdad entre quienes viven en una ciudad y los que lo hacen en un pueblo. También tiene la obligación de trabajar por y para hacer de Zamora una provincia de oportunidades, hacerla atractiva para todos y desde todos los puntos de vista, colaborar por y para el progreso económico de la provincia, para crear empleo y posibilitar el asentamiento de población, especialmente en el medio rural. Y eso se hace también siendo reivindicativo, donde haga falta y ante quien haga falta, con el objetivo de hacer la vida más fácil tanto a quienes hemos decidido voluntariamente vivir aquí como a aquellos que vienen de fuera a emprender en la provincia.

–¿Se quiere lanzar un mensaje de esperanza y optimismo para las gentes de la provincia con el reconocimiento a estos premiados?

–Efectivamente, el Día de la Provincia y los Premios Tierras de Zamora sirven también para que todos nos armemos de moral, de que nos queramos más, de que presumamos de lo nuestro, de que nos valoremos, y que esto sea la lanzadera para trabajar, con más ahínco y más ganas si cabe, por el presente de todos y por el futuro de las nuevas generaciones de zamoranos y zamoranas.

–¿Cuál ha sido el recorrido de estos premios hasta llegar a esta undécima edición?

–Desde que equipo de Gobierno que presido tomó posesión, tuvimos muy claro que queríamos recuperar estos reconocimientos a la sociedad zamorana y nos hemos puesto con ello siguiendo los trámites habituales de convocatoria y plazos establecidos para que el proceso concluya con el Día de la Provincia que celebramos este sábado en Fuentelapeña. Así seguirá siendo, al menos, en el presente mandato, cuando concluyan nuestras actuales responsabilidades en la Diputación Provincial. Y este año, por primera vez, hacemos un reconocimiento público a aquellos que han dejado de ser alcaldes.