Los pasos de la Semana Santa de Zamora no saldrán del nuevo museo al menos hasta 2027

Las empresas interesadas pueden concurrir hasta el 11 de julio y la apertura de las ofertas económicas se llevará a cabo el 20 de agosto

Obras del Museo de Semana Santa antes de su paralización. | José Luis Fernández (Archivo)

Obras del Museo de Semana Santa antes de su paralización. | José Luis Fernández (Archivo)

A. Ferreras

El verano de 2024 se señala en rojo en el calendario de las obras del Museo de Semana Santa de Zamora, que tiene en la época estival las fechas claves de la nueva licitación de los trabajos.

Tras la renuncia de la empresa que llevó a cabo el derribo de común acuerdo con las instituciones que financian el proyecto, la nueva licitación ya está publicada en la Plataforma de Contratación del Estado, donde se ha fijado además el día y la hora para conocer las ofertas presentadas y la cuantía económica por la que cada una de ellas está dispuesta a realizar los trabajos del nuevo museo de pasos.

La actuación, que ha salido a licitación por un precio exacto de 10.050.749,99 euros, IVA incluido, la promueve la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, como institución que aporta el 57% del presupuesto, mientras que el Ayuntamiento de Zamora y la Diputación Provincial cubren a partes iguales el resto del coste de las obras.

Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 11 de julio, por lo que es en pleno verano cuando está marcada la primera fecha en rojo del calendario.

Además, también en plenas vacaciones veraniegas, el próximo 20 de agosto a las 10.00 horas, tendrá lugar otro momento clave para el devenir de las obras del Museo de Semana Santa de Zamora, ya que ese día y a esa hora se producirá la apertura del sobre "C", correspondiente a las ofertas económicas de los licitantes. Si no hay contratiempos como recursos u otras circunstancias sobrevenidas, esos plazos son acordes con el cronograma que se marcaron las instituciones en la reunión mantenida el pasado lunes, en la que apuntaron a que en otoño se podrán reanudar las obras.

El plazo establecido para concluir los trabajos es de 24 meses, por lo que será en el otoño del año 2026 cuando esté levantado el nuevo edificio que albergará las tallas de la Semana Santa.

Para entonces deberá estar resuelto también un aspecto fundamental del proyecto, el de la musealización de las instalaciones, a la que inicialmente se había comprometido el Gobierno de España, que posteriormente ha mostrado sus dudas sobre la asunción de ese compromiso.

Si todo va bien a partir de ahora, será en la Semana Santa del año 2027 cuando los pasos volverán a salir de la plaza de Santa María y se pondrá fin a la solución provisional en forma de carpas. Sin embargo, si la musealización se atasca los zamoranos no podrán disfrutar hasta un año más tarde, en 2028, de una Semana Santa en la que el museo de pasos vuelve a convertirse en epicentro de salidas y llegadas procesionales.

Fechas de la ampliación del espacio museístico con más visitantes

Los problemas surgidos con la anterior licitación, primero a cuenta de la aparición de la atarjea y otros restos arqueológicos y posteriormente por la renuncia de la empresa adjudicataria suscrita de mutuo acuerdo con los licitantes, han hecho que la ampliación del Museo de Semana Santa de la ciudad se vaya a prolongar al menos durante cinco años desde que las instituciones implicadas y la Junta Pro Semana Santa suscribieron el convenio para acometer las obras. Fue en diciembre de 2021, tras un retraso motivado en parte por la pandemia, cuando se rubricó el acuerdo a cuatro partes por el que la junta de cofradías aportaba los terrenos del espacio museístico y la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento y la Diputación se comprometían a poner el dinero necesario para realizar los trabajos que dotan de una nueva vida al que ha sido el decano de los Museos de Semana Santa de España.

Las obras se adjudicaron por 7,7 millones de euros y en noviembre del año 2022 el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, dio oficialidad al inicio de la actuación, con la presentación del proyecto en el museo del que días después se iniciaron las obras. Sin embargo, en la primavera del año pasado afloraban los problemas después de que se hubiera completado el derribo y las catas arqueológicas y la UTE adjudicataria renunciaba a seguir con la obra, lo que ha retrasado un año más su finalización prevista ahora en los últimos meses de 2026.

Suscríbete para seguir leyendo