Cuatro constructoras, tres zamoranas, optan al "cohousing" de Vista Alegre

Los licitadores que quieren construir las 40 viviendas colaborativas presentan ofertas de entre 4,85 y 4,62 millones de euros más IVA

Entorno de la zona de Vista Alegre, donde se proyectan las viviendas colaborativas. | Alba Prieto (Archivo)

Entorno de la zona de Vista Alegre, donde se proyectan las viviendas colaborativas. | Alba Prieto (Archivo)

Cuatro constructoras, tres de ellas zamoranas, optan a construir las viviendas de "cohousing" proyectadas en Vista Alegre por la Junta de Castilla y León para ofrecerlas como casas de alquiler para jóvenes.

El proyecto, que se acometerá en un solar de la calle Burgos, contempla un edificio de cuarenta viviendas a la redacción del proyecto y la ejecución de las obras, que se licitan conjuntamente, han optado cuatro constructoras, una de ellas como UTE, de las que tres son zamoranas.

Las ofertas las han realizado las empresas provinciales construcciones P. Sánchez Rodríguez, S.L., Contratas y Obras San Gregorio S.A. e Ingeniería Románica S.L., mientras que la cuarta oferta ha partido de la Unión Temporal de Empresas formada por la vallisoletana Inexo S.A. y la constructora Grulop 31 S.L. Desde el punto de vista económico, las ofertas oscilaban entre los 4,85 millones de euros por el que Ingeniería Románica se ofrecía acometer las obras y los 4,62 ofertados por la UTE, en precios a los que es necesario sumar el IVA.

Una vez evaluados los criterios económicos y otros como el mantenimiento, los muebles y electrodomésticos de las cocinas o las medidas de seguridad interior y de zonas comunes, la oferta más puntuada fue la de la UTE Inexo-Grulop 31, pero al añadirse a esa valoración un juicio de valor de los expertos de la Administración que han evaluado los proyectos, la que se ha situado como mejor opción es la de la empresa de Santa Croya de Tera Construcciones P. Sánchez Rodríguez, seguida de la de la UTE de la empresa vallisoletana, la de Ingeniería Románica y, en último lugar, la de San Gregorio.

Esas viviendas colaborativas, que cuentan con espacios comunes compartidos por todos los moradores del inmueble, se ofrecerán al alquiler a jóvenes como forma de posibilitar su emancipación. Las viviendas tendrán un espacio máximo de sesenta metros cuadrados y hasta dos habitaciones. Suman además esos espacios comunes con lavandería, espacio para el aparcamiento de bicicletas o para poder teletrabajar.

Suscríbete para seguir leyendo