Fijan reuniones de coordinación tras las críticas por las obras en las travesías de Zamora

El subdelegado del Gobierno se disculpa por las molestias y canaliza en la Unidad de Carreteras la información tras el malestar del alcalde

Tramo en obras en Cardenal Cisneros, donde se ha suprimido un carril en cada sentido. | Ana Burrieza

Tramo en obras en Cardenal Cisneros, donde se ha suprimido un carril en cada sentido. | Ana Burrieza

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha establecido una agenda de reuniones de coordinación entre las distintas partes implicadas tras las críticas y el malestar surgido entre conductores e incluso entre autoridades municipales como el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, por la falta de información sobre las obras en las travesías que se han iniciado en las avenidas Cardenal Cisneros y Requejo cortando dos de los cuatro carriles destinados al tráfico de vehículos en esas dos arterias de la ciudad.

Blanco ha explicado a este diario que si no informó del inicio de los trabajos fue con el fin de que no se le acusara de electoralismo. También ha pedido disculpas a la ciudadanía por los inconvenientes que se causen con los trabajos y ha reconocido que es "inevitable" que se produzcan algunas molestias por unos trabajos a los que próximamente se sumarán los que se acometan en la avenida de Galicia y la cuesta de la Morana y en una fase posterior a la intervención también prevista en la avenida de la Feria.

Ángel Blanco se ha comprometido a mantener "reuniones constantes" con la Policía Municipal, las empresas adjudicatarias, la dirección de obra y la Unidad de Carreteras del Estado.

Será ese departamento dependiente del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible el que canalice la información de las obras porque es el que tiene la responsabilidad de la ejecución, ha explicado el subdelegado del Gobierno. La primera reunión de coordinación se mantendrá el próximo lunes día 17 con la Policía Municipal. También la próxima semana, el martes o el miércoles, se presentarán las obras con la presencia de la empresa que realiza la asistencia técnica y la dirección de obra. Blanco ha reconocido que la información es "fundamental" y evita "malentendidos y confusiones" ante unas obras de "humanización" de las travesías que se van a prolongar hasta principios de 2026 y que se simultanearán en las principales arterias del tráfico rodado en la ciudad.

Encuentros mensuales

Blanco también ha anunciado la creación de una comisión que se reunirá la última semana de cada mes en la que estén presentes el alcalde de Zamora, el propio subdelegado, técnicos policiales y de la Unidad de Carreteras y a la que también se invitará puntualmente a asociaciones de vecinos y colectivos afectados por los trabajos.

Ese anuncio lo ha realizado el subdelegado a este periódico horas después de que el alcalde de Zamora le reprochara la falta de información sobre esas obras que han provocado retenciones y congestión del tráfico. Francisco Guarido criticó que desde la Subdelegación "no se está informando suficientemente" y recordó que "son sus obras" ya que es el Ministerio el que acomete esos proyectos.

Agregó que quien tiene que dar a conocer los planes de obras e informar previamente de la afectación al tráfico es la Unidad de Carreteras del Ministerio y que por ello le "incomoda" tener que ser él como alcalde el que informe. Recordó igualmente que en la avenida de Requejo, cuando concluyan los trabajos, volverá a haber dos carriles de circulación en cada sentido, aunque uno de ellos en cada dirección será compartido con ciclistas como ciclocarril. Del mismo modo, en Cardenal Cisneros también habrá cuando acaben los trabajos dos carriles para la circulación de vehículos en cada sentido y un carril bici adicional, indicó el alcalde, que lamentó "el déficit de información" sobre esa actuación. En lo que a él le tocaba, pidió disculpas por acometerse de forma simultánea las obras en Puerta Nueva y en la bajada de San Pablo, que originan también problemas de tráfico.

Suscríbete para seguir leyendo