Sumar, gran perdedor en las fauces del PSOE

El politólogo zamorano Manuel Mostaza desdramatiza el giro a la derecha de Europa, ya que a esos partidos "no se les puede etiquetar de ultras"

Yolanda Díaz asume los malos resultados de las europeas y deja su cargo como coordinadora de Sumar

Vídeo: Atlas News | Foto: EP

La inesperada dimisión de Yolanda Díaz como coordinadora de Sumar ratifica el análisis del politólogo zamorano Manuel Mostaza, "esta coalición de izquierdas ha sido la perdedora de este 9J, ha pinchado, la gran esperanza de la izquierda se está desinflando". Esta reflexión lleva al experto a otear la desaparición de esta gran coalición, "fagocitada" por su socio en el Gobierno en España que ya "se la está comiendo. Una absorción de votos que no ha logrado dar a los socialistas más de los 21 escaños, aunque "mucho votante de Sumar se ha ido al PSOE", frente a un PP que crece exponencialmente al duplicar el número de parlamentarios que obtuvo en 2019, favorecido por la caída a plomo de Ciudadanos que certifica así su muerte.

El giro a la derecha es más que evidente con un PP que sube, Vox también, y un PSOE que "se mantiene a duras penas, mientras que a la izquierda de la izquierda del Partido Socialista se le complica". A partir de ahí, Mostaza se aleja de la valoración positiva de los socios del Gobierno español, "ojo con el triunfalismo en la izquierda porque el PP ha ganado", subraya. Las municipales las ganó Feijóo, las nacionales también y, ahora, las europeas". Se dirige a los socialistas para agregar que "si vuelves a perder unas elecciones estando en el Gobierno, no siempre vas a mantenerte ahí perdiendo".

El politólogo y sociólogo Manuel Mostaza.

El politólogo y sociólogo Manuel Mostaza. / J. N.

Respecto del crecimiento de Vox, que ha logrado duplicar sus representantes, con seis europarlamentarios, Mostaza lanza un aviso a navegantes: "Yo, si fuera ellos, me miraría en el espejo de Sumar y de Podemos" que han acabado en las fauces de Partido Socialista.

La sorpresa de estas elecciones en España, los tres parlamentarios para Alvise Pérez, de Se Acabó la Fiesta, un partido al que Mostaza no le otorga más valor que el de ser "un movimiento que acoge mucha protesta, a gente de Vox y a abstencionistas, como lo fue Podemos", para considerar una equivocación "catalogar todo de ultraderecha".

En cuanto a Podemos, destaca que ha aguantado el envite de Sumar porque "una vez que no estás en el Gobierno, hay gente de izquierdas que vuelve a votarles para a Podemos para contestar contra Yolanda Díaz", analiza Mostaza, no sin advertir a los socialistas de que quedarse sin contrincantes situados más a la izquierda que ellos es un problema de futuro porque implica quedarse "sin caladeros para pescar" en esa izquierda y extrema izquierda para mantenerse en el Gobierno de coalición. Asimismo, les previene de que "no se ganan elecciones yéndose solo a un rincón del electorado. Claramente renunciar al centro político es una apuesta muy arriesgada", prosigue para concluir que "tratar de movilizar a los que están en la izquierda y la extrema izquierda" le ha llevado a "cosechar tres elecciones pedidas, han salvado por los pelos estas y las de la nación".

El también sociólogo se refirió en este punto a la aprobación de la polémica Ley de Amnistía para afirmar que "el PSOE tiene ahí un problema, tienes a tu rival, el PP, cuatro puntos por delante y te vas a quedar sin espacio por el que crecer", de modo que, "o movilizas mucho, mucho a los tuyos o dejarás de gobernar". El PSOE tiene en su contra que Sumar "no termina de ser un partido político, no tiene identidad propia ni estructura en Madrid y Valencia" lo que le impide crecer, a pesar de haber contado con la infraestructura prestada por IU que también ha salido muy mal parada de la lista en la que se integró. No obstante, el politólogo zamorano no duda en afirmar que "el Partido Comunista e IU tienen capilaridad territorial, son partidos sólidos y con estructura", a los que "no se les puede dar por muertos porque llevan más de 100 años en la política española". Rehúsa realizar paralelismos con las elecciones de 2019, "no es sencillo porque hay más diputados y bajando o subiendo, gana todo el mundo, todo el mundo se ha salvado".

Suscríbete para seguir leyendo