Pasaporte lingüístico para viajar de Namibia a Zamora

El profesor zamorano Mario Prada dirige un proyecto con sus alumnas africanas de español y recauda fondos para un viaje de estudios este verano

Mario Prada, sentado, con su grupo de alumnas de español.

Mario Prada, sentado, con su grupo de alumnas de español. / Cedida

Beatriz Blanco García

Beatriz Blanco García

Fue en 2021 cuando el zamorano Mario Prada decidió cambiar de rumbo y solicitar una plaza de profesor de español en la Universidad de Namibia. Este docente ya tenía experiencia en enseñar su idioma materno en culturas totalmente diferentes, como la asiática, pero viajar a África fue una decisión con la que quería ganar experiencia profesional y personal.

En Namibia existen nada menos que trece lenguas oficiales y los estudiantes se interesan por idiomas como el mandarín, el alemán, el portugués, el francés… y, por supuesto, también el español. "Empezamos en el 2022 con cinco alumnos, el año pasado tuve quince y este curso se apuntaron a clase treinta y cinco", suma con satisfacción Prada. Algo habitual para estos estudiantes es tener una especie de viaje de estudios al país donde se habla esa lengua para completar su formación. "Algunas embajadas, como la de China o Alemania, cuentan con una partida para esta inmersión cultural", apunta el profesor. Una subvención que no existe por parte de la embajada de España, de ahí que, junto a su mujer, también profesora de español, decidieran ponerse manos a la obra para dar esa oportunidad a sus alumnas.

Anuncio de las clases que recaudan fondos para el viaje cultural.

Anuncio de las clases que recaudan fondos para el viaje cultural. / Cedida

Ese fue el germen de la iniciativa "Yo me voy pa´ España", con el objetivo de recaudar fondos para ese viaje, que esperan poder realizar este mismo verano. Para ello, profesores y estudiantes se han puesto manos a la obra desde octubre con actividades que van desde rifas hasta venta de cosmética o ropa confeccionada por ellas mismas, tardes de Trivial en los bares o degustaciones de comida española.

Desde Zamora —y desde el resto del mundo— también se puede ayudar a que el sueño de este grupo de estudiantes de Namibia se haga realidad, puesto que otra de las actividades que han desarrollado es impartir clases online para enseñar otra lengua. "En general, tienen mucha facilidad para los idiomas, puesto que todas ellas saben al menos tres o cuatro, por lo que conocen muchos sonidos y la pronunciación no les cuesta. En el caso del español, quizá lo más complicado para ellas sea la conjugación de los verbos, pero en poco tiempo son capaces de comunicarse a nivel básico", destaca su profesor sobre estas universitarias, que cursan estudios tan diversos como Psicología, Arte, Música o Geografía. "El español es una asignatura optativa para todas ellas, pero conocen el valor de aprender otros idiomas para su futuro profesional", asegura Prada.

Sirviendo el desayuno en el Green Market, Klein Windhoek.

Sirviendo el desayuno en el Green Market, Klein Windhoek. / Cedida

En estas semanas que quedan de clases, quieren darle un último empujón a este proyecto para conseguir su objetivo, que es recaudar al menos mil euros por estudiante para cubrir los gastos del avión, transporte por España, alojamiento y comidas. Uno de los sectores de Namibia que más se están implicando con la universidad en este proyecto es, curiosamente, el de los emigrantes cubanos. Aquí hay una comunidad muy importante, porque desde Cuba se ayudó mucho en el proceso de independencia de Namibia, hay fuertes lazos entre ambos países!, explica Prada. Si además es algo para fomentar el idioma español, es más que comprensible que muchos bares con dueños cubanos les hayan abierto sus puertas para organizar diferentes eventos. La última aportación ha sido la donación de un cerdo de gran tamaño que asarán "y con el que calculamos que podremos recaudar cerca de mil euros". A esto se añade un concierto a finales de mes, con las propias alumnas como cantantes, y nuevas rifas. "Hacemos todo lo que está en nuestra mano, las estudiantes no paran de cavilar actividades, más allá de impartir las clases online de idiomas, para recaudar fondos", agradece su profesor, quien valora que, además de llevar a cabo este proyecto, "también ha provocado que sean muy proactivas y que haya una unión muy especial entre ellas", destaca.

Participantes en el proyecto.

Celebración del Día del Español. / Cedida

La idea es viajar en julio o en la primera quincena de septiembre, "así que sería a mediados del próximo mes cuando nos tendríamos que poner con todo el papeleo de sacar la visa para poder viajar a España", apunta el profesor zamorano, quien lamenta que este año los billetes de avión hayan "duplicado" sus precios con respecto al pasado verano.

En la web yomevoypaespana.org se detalla la información del proyecto, de los protagonistas y las formas de ayudar para que estos estudiantes de español conozcan este verano España y, por supuesto, vengan a visitar Zamora, la tierra del profesor que ha puesto en marcha la iniciativa.

Suscríbete para seguir leyendo