La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Verano negro para el turismo rural de Zamora: caen los viajeros un 25%

Las pernoctaciones bajan un 24% en los meses más fuertes de un año muy caluroso en el que se impone la opción de "sol y playa"

Un alojamiento rural en Zamora L.O.Z.

No ha ido bien el verano para el turismo rural de Castilla y León. Y peor aún para el de Zamora. En agosto se alojaron en este tipo de establecimientos en la provincia 8.588 personas, que son un 24,8% menos que en el mismo mes del año anterior y pernoctaron 28.716 noches, un 13,1% menos. Globalmente, es cierto, el turismo rural se contrajo en todo Castilla y León, pero mucho menos, un 0,3% y fue precisamente la provincia de Zamora donde la caída de turistas fue mayor, a mucha distancia de la siguiente, Salamanca.

En el cómputo de todo el verano, es decir julio y agosto que son los periodos turísticos por excelencia, los datos no son mejores, ya que se perdieron un 25% de viajeros y casi un 20% de pernoctaciones. Así, el verano pasado se alojaron en establecimientos rurales de la provincia 15.795 personas mientras que un año antes lo habían hecho 19.854. La diferencia es 4.059 personas menos. El porcentaje de extranjeros, por cierto, es mínimo y el grueso es turismo nacional.

Evolución del turismo rural en agosto de 2023 Ical

En cuanto a las pernoctaciones el turismo rural de Zamora ha vendido este verano recién concluido 44.710 noches, frente a las 53.289 del verano de hace un año, es decir, 8.579 menos.

La decadencia del turismo rural se arrastra, además de los meses anteriores, por lo que no ha sido exclusiva del verano, si bien es cierto que es en julio y agosto cuando el sector se juega el grueso de la temporada.

El hecho de que se hayan registrado cuatro olas de calor este verano ha sido, sin duda, uno de los condicionantes a la hora de elegir destino turístico y hacer que el de sol y playa tenga muchos enteros a su favor. En los años de pandemia y post pandemia, sin embargo, el turismo rural ha vivido un momento álgido cuando el factor determinante era la búsqueda de sitios más cercanos a la naturaleza y poco poblados. Se da la circunstancia que el turismo de hotel también cerró el verano en la provincia de Zamora con menos personas alojadas, si bien permanecieron durante más días lo que salvó las pernoctaciones.

Castilla y León también pierde pero se mantiene líder nacional

Castilla y León conservó el pasado mes de agosto el liderato en el ranking de personas que optaron por el turismo rural en España, al registrar 102.937 viajeros, pese a registrar una caída del 0,36%. También se redujeron en tasa interanual las pernoctaciones de estos establecimientos en la comunidad, al caer un 3,4%, hasta las 339.336, según los datos de la Encuesta ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros, que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La comunidad, que recibió a 90.494 visitantes españoles y 12.443 residentes en el extranjero, volvió a superar en agosto al Principado de Asturias, que se situó en segundo lugar con 65.406, seguido de cerca por Islas Baleares, con 64.015, y Cataluña, en tercer lugar, con 61.390. En el conjunto de España, el volumen de viajeros subió ligeramente un 0,09%.

Compartir el artículo

stats