Durante finales del mes de septiembre miembros de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zamora (EDOA), tienen conocimiento de que una persona afincada en Zamora está recibiendo y enviando numerosos envíos a través de diferentes empresas de paquetería de lo que pudieran ser productos que vulneran los derechos de propiedad industrial protegidos por la legislación.

Analizados los envíos realizados por las diferentes empresas, así como las cuentas bancarias, reportaban unos ingresos de unos 400.000 euros en el último año.

Se interceptan dos de esos envíos

Consecuente con dichas investigaciones y tras sucesivas vigilancias se logran interceptar dos de esos envíos en la localidad de Benavente, los cuales contenían un total aproximado de 1.000 prendas falsificadas de diferentes marcas registradas lo que supone un delito contra la propiedad industrial.

Como continuación de esas aprehensiones los agentes realizan las primeras averiguaciones tendentes a la identificación real del responsable de los envíos toda vez que los mismos se hacían utilizando para ello diferentes identidades y direcciones ficticias, lo cual dificultaba sobremanera la labor de los investigadores.

De las gestiones realizadas así como de la colaboración aportada por las diferentes empresas de mensajería, se logra determinar de manera fehaciente la identidad real del responsable de los envíos y se procede a continuar con las investigaciones para determinar el volumen de productos comerciados así como los ingresos recibidos por este concepto.

Grandes envíos

Tras realizar un análisis exhaustivo de los movimientos de los investigados, así como de los productos enviados por diferentes empresas, se logra determinar que las personas detenidas realizaban grandes envíos de ropa supuestamente falsificada, cambiando de manera frecuente el modo de envió para dificultar la labor de investigación.

Una vez recabados todos los datos necesarios para determinar la autoría de los mismos, así como el volumen de ingresos que esto pudiera reportar se procede el día 26 de enero se procedió a la realización 2 registros domiciliarios en Zamora capital, los cuales finalizan con la detención de 3 personas por delito contra la propiedad industrial.

Prendas y efectos aprehendidos:

  • 1.300 prendas falsificadas de diferentes marcas registradas
  • 12.500 euros.

La Guardia Civil da por finalizada esta operación con la detención de un supuesto suministrador de productos falsificados a gran parte del territorio nacional y siendo presuntamente el más importante de los afincados la provincia de Zamora.