Las obras de reordenación del entorno de la calle de Villalpando y avenida del Ferrocarril han comenzado con la preparación del terreno situado tras las naves que existen junto a las vías del tren de cara a construir un aparcamiento con un centenar de plazas. Es la primera actuación de una intervención integral en la zona, cuyo presupuesto asciende casi hasta los 700.000 euros y que contempla la reducción de cuatro a dos carriles en el tramo comprendido entre la cuesta del Bolón y la avenida de Cardenal Cisneros. El proyecto, además, incluye la construcción de un vial de cambio de sentido que permita girar a la izquierda cuando se circula en dirección este, así como la plantación de unos cien árboles que compensará la retirada de una decena de ellos.

El concejal de Urbanismo, Obras y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zamora, Romualdo Fernández, ha defendido la intención municipal de integrar este entorno prácticamente industrial y de extrarradio en zona urbana “para dar continuidad a los barrios de San José Obrero y Peña Trevinca”. La actuación servirá para “aprovechar un espacio abandonado y sin uso” en mitad de la ciudad, donde se construirá un aparcamiento disuasorio “a cinco minutos de los servicios municipales, a cinco minutos del centro de salud y a cinco minutos de los entornos comerciales”. De esta forma, quien planifique su llegada al centro en coche podrá aparcar en este espacio, mientras que “el que quiera llegar más rápido a los servicios esenciales o al centro de salud, podrá hacerlo utilizando la zona azul” del entorno de Santa Elena.

Las máquinas han entrado ya en la zona situada entre las naves y la vía del tren, donde se va a construir el citado aparcamiento. Una instalación con capacidad para cien plazas que será completamente gratuita y que, en un futuro, tendrá que estar coordinada con el servicio de transporte público. Allí se colocará también una hilera de árboles, en torno a un centenar, que compensará con creces los diez que habrá que retirar en el entorno situado junto a la antigua Vía de la Plata, donde penetrará un vial para el cambio de sentido.

Romualdo Fernández ha explicado que, en esta zona, se habilitará un carril para poder ejecutar el demandado giro a la izquierda que ahora mismo está prohibido si se circula desde la cuesta del Bolón hasta la avenida de Cardenal Cisneros. Y es que, el objetivo de esta intervención integral es también el de “solucionar problemas de tráfico”. Este era uno y otro tiene que ver con la velocidad que no pocos vehículos alcanzan en esta zona por ser un espacio de cuatro carriles. “Creemos que no es necesario contar con cuatro carriles en una zona urbana, así que los vamos a reducir a dos”, ha señalado.

Por ser una zona de nueva construcción, el Ayuntamiento de Zamora ha planteado la creación de un carril bici diferenciado de la calzada. Además, se ensancharán las aceras y se pondrá arbolado. Todo ello, encaminado a regenerar un espacio urbano para contribuir a tener una ciudad “más tranquila y más orientada al peatón”, como así ha defendido el edil de Urbanismo, Obras y Medio Ambiente.

La capital invertirá unos 700.000 euros en esta actuación, de los que más de 400.000 llegarán de fondos europeos. El dinero comunitario está sirviendo para proyectos de mejora urbana. Francisco Guarido ha explicado que se han solicitado fondos por valor de 6,5 millones de euros y ya se han concedido 5,6 millones, que están sirviendo para obras de movilidad, eficiencia energética, impulso del comercio o desarrollo turístico.

La ciudad pide a la Junta el patio del San Vicente de Paúl para habilitar otro parking

El Ayuntamiento de Zamora ha pedido a la Junta de Castilla y León la cesión de la parcela donde se encontraba el patio del colegio San Vicente de Paúl, en el entorno de la avenida de la Feria, para habilitar en torno a 120 plazas de aparcamiento. Francisco Guarido ha realizado este anuncio tras enumerar los nuevos lugares de estacionamiento que se están poniendo a disposición del ciudadano, o lo harán en próximas fechas, ante las críticas “falsas” de la oposición, “que dicen que se están suprimiendo”, en alusión al Partido Popular.

El alcalde ha señalado que en la plaza de Puebla de Sanabria se eliminan 22 plazas libres más ocho de carga y descarga, pero se habilitan 30 nuevas en la Feria, frente a la muralla. “En la Ronda del Degolladero hemos creado 50 plazas y en la trasera de la Vaguada vamos a habilitar cien más, las mismas que junto a la vía del tren en el Bolón; si sumamos todo, estamos hablando de 280 plazas nuevas”, ha indicado. “¿Dónde está la supresión? Lo que ocurre es que nosotros tenemos un plan de ciudad y habría que preguntarse qué plan tienen otros”, ha añadido. Estos nuevos aparcamientos forman parte de la nueva estrategia de movilidad urbana sostenible.