Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Una mujer tira unos euros al suelo y roba la cartera a quien los coge

La ladrona actúa en el entorno de Santa Clara y elige a personas que acaban de sacar dinero de sucursales y cajeros

Un hombre guarda unas monedas en una cartera. L.O.Z.

Una monedas al suelo, la advertencia de una joven, “se le han caído unas monedas”, y el robo está prácticamente asegurado. La mujer como buena profesional, busca bien a sus víctimas: personas que acaban de sacar dinero en el interior de alguno de los bancos o cajas situadas en pleno centro de la capital, en la calle de Santa Clara, entre la entrada a la principal arteria del casco antiguo y la plaza de la Constitución.

La elección la realiza dentro de las propias entidades bancarias, a las que, al parecer, entra como una clienta más y, sin levantar sospechas, observa a quienes hacen hace fila para extraer dinero ante la ventanilla o en los cajeros automáticos. Cuando el reintegro es una cantidad que considera sustanciosa, sigue los pasos de clientes o clientas hasta que acceden a la vía pública.

La avezada carterista sopesa el momento exacto en el que debe arrojar unos euros al suelo, cerca de esa persona, para llevarse otro botín más jugoso. Mientras le agradecen el gesto de alertar sobre las monedas que han ido a parar a la acera y su supuesto propietario se agacha a recogerlas, la ladrona se esfuma con la cartera sin que la víctima pueda reaccionar a tiempo de evitar el robo.

“Lo acaba de tirar”

La treta se le aguó hace un par de días gracias a la intervención de un ciudadano que se percató de y precavió a la siguiente víctima de que había sido la propia mujer la que había dejado caer el dinero, “no, no lo coja, no es suyo. Lo acaba de tirar ella”, le indicaba mientras señalaba a la “joven de entre 30 y 35 años, morena y vestida con ropa deportiva”, según indicaron testigos presenciales.

La delincuente desapareció de inmediato y el hombre pudo salvar el dinero que había introducido en el bolsillo de su chaqueta, tras guardarlo en la cartera en la entidad financiera, gesto que probablemente había presenciado la joven en la sucursal en la que el zamorano había hecho la gestión.

Se cree que le siguió para robarle la billetera y justo cuando el vecino de la capital acababa de quitarse la prenda para colocarla en su brazo antes de entrar en un coche, la carterista se aproximó a él para tirar el dinero a su lado. El intento de robo se produjo hacia el mediodía, en el entorno del Mercado de Abastos, y, al parecer, no es el primero que se produce en la capital zamorana, en pleno centro, apuntan las mismas fuentes. El nuevo método de robo está ya a la orden del día en Zamora.

Compartir el artículo

stats