El Gobierno ha formalizado la prometida declaración de obligación de servicio público para los cuatro trayectos del AVE que discurren entre Zamora y Madrid, Zamora y Orense, Zamora y Segovia y Zamora y Medina del Campo, lo que supondrá que puedan seguir disfrutando de los actuales abonos tipo Avant, con el 50% de descuento y además beneficiarse del 25% adicional de la Junta.

La medida aparece publicada en el último Boletín Oficial del Estado, como la disposición adicional centésima décima de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, con un epígrafe encabezado como “medidas para facilitar la movilidad cotidiana en los servicios ferroviarios de alta velocidad”.

El texto dice que “quedan sometidos a obligaciones de servicio público como servicios ferroviarios de media distancia prestados sobre la red de alta velocidad para los viajeros recurrentes que utilizan títulos multiviaje, las siguientes relaciones ferroviarias: Madrid-Palencia; Madrid-Zamora; León-Valladolid; Burgos-Madrid; León-Palencia; Burgos-Valladolid; Ourense-Zamora; Palencia-Valladolid; Huesca-Zaragoza; León-Segovia; Segovia-Zamora; Palencia-Segovia; Medina del Campo-Zamora. Estos servicios podrán ser modificados por Acuerdo del Consejo de Ministros.

En el plazo máximo de 30 días desde la entrada en vigor de esta ley, Renfe Viajeros SME S.A. empezará a comercializar los títulos de transporte correspondientes a las relaciones ferroviarias  en los trenes comerciales que formen parte de la oferta comercial de Renfe.

Los precios y condiciones de estos títulos multiviaje serán los aprobados por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos dentro del marco del «Contrato entre la Administración General del Estado y la Sociedad Mercantil Estatal Renfe Viajeros, SME, S.A., para la Prestación de los Servicios Públicos de Transporte de Viajeros por Ferrocarril de «Cercanías», «Media Distancia Convencional», «Alta Velocidad Media Distancia (AVANT)» y «Ancho Métrico», Competencia de la Administración General del Estado, Sujetos a Obligaciones de Servicio Público en el Periodo 2018-2027», para las tarjetas multiviaje de los servicios AVANT.

La persona titular del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana establecerá un régimen de intercambiabilidad de los billetes incluidos en abonos Avant, de forma que los mismos puedan utilizarse en los servicios comerciales que preste cualquier operador que voluntariamente decida adherirse al régimen de intercambiabilidad. En el caso de las relaciones de Zamora, la única operadora es Renfe.

Hasta ahora la provincia contaba con una sola relación ferroviaria declarada obligación de servicio público, que es la línea convencional del tren regional Valladolid-Zamora-Puebla de Sanabria.

Antes del 30 de junio de 2023 se procederá a modificar el «Contrato entre la Administración General del Estado y la Sociedad Mercantil Estatal Renfe Viajeros, SME, S.A., para la Prestación de los Servicios Públicos de Transporte de Viajeros por Ferrocarril de «Cercanías», «Media Distancia Convencional», «Alta Velocidad Media Distancia (AVANT)» y «Ancho Métrico», Competencia de la Administración General del Estado, Sujetos a Obligaciones de Servicio Público en el Periodo 2018-2027», con objeto de incluir la prestación de los servicios a los que hace referencia el presente artículo en el contrato hasta la finalización de su vigencia, así como para recoger la obligación a Renfe Viajeros SME de liquidar con sus servicios comerciales y otros operadores ferroviarios los billetes. 

Retrasos y precios caros del billete simple, quejas de los usuarios

En realidad los trayectos declarados como obligación de servicio público ya habían sido asimilados “de facto” a los Avant en cuanto a abonos se refiere, un título nominativo e intransferible. con 30 días desde la fecha de compra para realizar el primer viaje y, dentro de esos 30 días, 20 días para su uso desde esa primera formalización”.

Este tipo de abonos han sido muy bien acogidos por la mayoría de los viajeros, aunque hay casos en que se han visto perjudicados porque han llevado a la desaparición de otro tipo de abonos, de diez viajes, más caros, pero con más fecha de intervalo para los viajes.

Te puede interesar:

En todo caso el principal problema del tren en Zamora es el alto coste de los billetes que deben abonar los viajeros ocasionales, de tal forma que a veces compensa sacarse el abono aunque sea para realizar sólo un viaje de ida y vuelta porque sale más barato que el billete individual. Se espera que la llegada de los trenes Avril, con más capacidad mitigue este problema de billetes caros o inexistentes.

Últimamente también hay quejas por los habituales retrasos en los trenes a Madrid, en el entorno de la media hora, muchas veces sin mucha explicación. “El tren se para poco antes de Medina y ahí estamos un buen rato”, señala un usuario habitual.