Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El Canal de San Frontis alega ante el Ayuntamiento para defender el regadío

Los proyectos para construir instalaciones en los terrenos agrarios de la zona regable hacen levantar la voz a los agricultores de la capital

Asamblea de la comunidad de regantes del Canal de San Frontis. ANA BURRIEZA

La junta de Gobierno del Canal de San Frontis ha presentado alegaciones ante Junta de Castilla y León y Ayuntamiento con el fin de defender los intereses de los agricultores ante proyectos que pueden menoscabar el potencial agrario de una zona que tiene ya el regadío modernizado, pero que se enfrenta a amenazas de merma de la superficie agraria por la presión de distintos proyectos en un área situada en el entorno de Zamora y la misma capital.

Fue una de los asuntos tratados en la última asamblea de la comunidad de regantes que como siempre se convoca de forma ordinaria en los últimos días del año

Las alegaciones presentadas ante el Ayuntamiento tratan de frenar la construcción de instalaciones que están previstas en la zona afectada por el regadío pero que “nada tienen que ver con la agricultura”. Aunque las fuentes de la comunidad de regantes consultadas por este diario no quisieron precisar ningún proyecto concreto, entre las alegaciones presentadas figuran tanto los de instalaciones fotovoltaicas, de placas solares, además de algún otro uso asociado al sector de la movilidad.

Agricultores de Tábara se manifiestan en contra de la implantación de placas solares en terreno de regadío.

Agricultores de Tábara se manifiestan en contra de la implantación de placas solares en terreno de regadío. Cedido

“Tenemos que proteger lo nuestro y la agricultura es muy importante para Zamora y para nosotros”, señalaron fuentes de la comunidad de regantes, por no hablar de las cuantiosas inversiones, tanto públicas como privadas para su desarrollo.

Y es que, como ya está ocurriendo en otros puntos de la provincia, los agricultores ven con recelo que el suelo agrícola de una zona de regadío que tiene, además, realizada la modernización con el fin de ahorrar agua se pueda destinar ahora a otro tipo de usos que bien se pueden llevar a cabo en otros puntos incluso de la propia capital, de menos valor agrícola.

Un decreto ley autonómico puso límites al desarrollo de proyectos de energía renovable en “los terrenos sobre los que se hayan desarrollado zonas regables, bien mediante la transformación de secano a regadío, o bien mediante la modernización de regadíos, declaradas de interés general o utilidad pública del estado o de la comunidad autónoma, o que hayan contado con inversiones públicas”, salvo si están vinculadas al regadío.

El problema es que en este tipo de terrenos sí estarían permitidas instalaciones hasta determinada potencia, por lo que la prohibición no sería absoluta.

Carril bici

Ante la Junta de Castilla y León el órgano de Gobierno de la comunidad de regantes planteó alegaciones al carril bici de la carretera de Moraleja, que pretende conseguir un circuito que une la rotonda de Villaralbo con Moraleja del Vino, Casaseca de las Chanas y Arcenillas.

En este caso parece que se ha llegado a un acuerdo razonable, que limita el impacto del carril bici sobre algunas parcelas o las instalaciones de Cobadu y se podrá llevar el trazado por zonas más próximas a la carretera y que por tanto aminoran el perjuicio.

El metro cúbico de agua subirá al doble por el coste de la energía

El consumo de agua responsable por parte de los agricultores ha premitido que la campaña pasada se desarrollara sin restricciones, a pesar de la importante sequía que acuciaba a la comunidad y todo el país. Para este próximo año se prevé una subida de tarifas del entorno del 7% debido sobre todo a que se doblará el precio del metro cúbico de agua porque a su vez el coste de la energía “se ha duplicado y para el próximo año puede ser aún mayor”, indicaron fuentes de la comunidad. El precio del metro cúbicode agua está ahora mismo a 0,14 euros. El metro cúbico por exceso de consumo se cobrará a 0,28 euros, el cánon de cultivador se establece en 40 euros, el canon de agua por hidrante an 90 euros y el canon de agua por hectárea en 180 euros. El canon de obras por hidrante es de 46 euros y por hectárea de 112 euros. Con más de 1.200 hactáreas y cerca del medio centenar de comuneros, el cultivo predominante en esta zona de riego es el maíz, por más que haya disminuido en unas cien hectáreas respecto al año anterior. Una de las reivindicaciones de las comunidade de regantes es que se les permita contratar una tarifa de potencia diferente durante la campaña de riego con respecto a los meses en que no se utiliza el regadío y por tanto no es necesaria la energía eléctrica. En estos momentos las comunidades de regantes tienen que ir a precio libre con las comercializadoras de la electricidad, ya que la volatilidad del mercado impide negocir y cerrar un precio fijo para 2023.

Compartir el artículo

stats