Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Francisco José Requejo | Presidente de la Diputación Provincial de Zamora
Francisco José Requejo Presidente de la Diputación de Zamora

Requejo: “No me voy a presentar por Ciudadanos a las elecciones de mayo”

“Tengo que agradecerle al partido su confianza en mí, pero ha habido muchos errores con la provincia” | “Caben distintas posibilidades para el futuro, aunque aún no tengo nada pensado”

Francisco José Requejo, en su despacho de la institución. | Emilio Fraile

Francisco José Requejo se enfrentará próximamente a un cambio de ciclo. El presidente de la Diputación ha tomado la decisión de no presentarse por Ciudadanos a las elecciones de mayo, aunque aún debe determinar si concurre con alguna otra fórmula para continuar con su trayectoria política. Mientras define su futuro, el mandatario liberal aspira a dejar encarrilados los proyectos que han marcado la agenda durante su mandato en La Encarnación junto al Partido Popular. El primer paso para lo que viene será la aprobación del último presupuesto del bipartito.

El presidente de la Diputación, tras la entrevista. | Emilio Fraile

–Han pasado tres años y medio desde su toma de posesión con aquellas promesas de cambio. ¿Qué balance realiza del cumplimiento de sus objetivos?

–No hemos hecho todo lo que teníamos que hacer, sobre todo debido a la pandemia, que nos paralizó muchas de las cosas, pero creo que sí le hemos dado un cambio importante a la institución. Así nos lo reconoce además la gente con la que hablamos en la calle. Hemos abogado por ayudar a todos los alcaldes de la provincia sin mirar si eran de un partido u otro, hemos intentado ayudar a nuestros productores, hemos repensado fórmulas que pueden ser buenas para nuestra provincia, como la “silver economy”, hemos impulsado una feria del queso, hemos estado con nuestros emprendedores para que monten y modernicen sus negocios y hemos hecho una excelente labor en materia de atención social, en arreglo de carreteras o en depuración de aguas. Yo estoy contento con el trabajo de Presidencia y del equipo de Gobierno, pero quedan muchísimas cosas por cumplir: entre ellas, quizá, hacer un poquito más eficiente la Administración. En el próximo presupuesto habrá tres millones para modificar la RPT. Queremos que quien venga después de nosotros tenga una institución mejor organizada y más eficiente.

–Llegó al cargo de la mano de un partido entonces al alza como Ciudadanos. ¿Se irá como miembro de esa misma organización la próxima primavera?

–Yo le tengo que agradecer a mi partido la confianza que siempre ha puesto en mí. Creo que conmigo se han portado bien. Pero es cierto que ha habido muchos errores con la provincia. Recuerdo alguna declaración de un diputado que decía que por qué queríamos el tren, o que para qué pedíamos el campamento de Monte la Reina. Para mí, un partido nacional, sea cual sea, tiene que conocer un poquito mejor el territorio. Recalco que siempre voy a estar muy agradecido, pero sí adelanto que no me voy a presentar por Ciudadanos. Tenemos muchísima gente preparada en la provincia para poder llevar el proyecto. Pero más allá de Ciudadanos, somos una provincia muy maltratada, que necesita muchas ayudas de las instituciones superiores, y tenemos que pelear por ello sin mirar los colores. Hacen falta muchas cosas. Tenemos una población envejecida, mucha despoblación y no he visto a nadie que ponga las bases para atajar el problema. La crisis demográfica se corta con medidas a largo plazo y no con acciones cortoplacistas. En definitiva, voy a dar ese paso atrás en Ciudadanos.

Somos una provincia muy maltratada, que necesita muchas ayudas de las instituciones superiores, y tenemos que pelear por ello sin mirar los colores

decoration

–¿No se presenta por Ciudadanos, pero sí por otra marca o con otro proyecto?

–Caben muchas posibilidades. Ahora mismo, todavía no tengo pensado nada. Vamos a dejar que pasen las fiestas, vamos a sacar adelante el presupuesto y a mí lo que me preocupa es dejar encarrilada la estrategia “silver economy”, encauzar la feria de Fromago, ayudar a los productores de la provincia, seguir reforzando la Casa de Zamora en Madrid y dejar la provincia un poquito mejor de lo que estaba.

–¿Se le quedan cortos estos cuatro años?

–Sí, se pueden quedar cortos. La pandemia nos ha parado muchas cosas. Yo tenía mucha ilusión por abrir esa tienda en Corea de productos zamoranos y no hemos tenido tiempo. También querría haberle dado un impulso mayor a la “silver economy”, que solo estamos al 30 o al 40% de la estrategia y hay que finalizarla. Espero que, si no seguimos nosotros, el equipo de Gobierno que venga continúe con estos proyectos muy trabajados. No son ideas peregrinas, sino cosas muy pensadas para batallar por la provincia.

–Se suele decir que los finales de mandato de las coaliciones son complejos, porque cada uno empieza a mirar por su propio interés electoral. Hace unos días, el líder del PSOE en Zamora, Antidio Fagúndez, declaró que ya percibía esas diferencias entre ustedes y el PP. ¿Es cierto que el ambiente está enrarecido?

–A mí me extraña que el líder, y lo digo entre comillas, del PSOE, que ha sido el candidato de su partido con peor resultado en el Ayuntamiento, comente esto. Probablemente, es la persona que peor conoce la provincia. Aquí ha habido buen entendimiento y lo sigue habiendo. Siempre hay diferencias en un equipo de Gobierno, aunque sea del mismo color. Pero hemos llegado a acuerdos, hemos trabajado y, por parte de este presidente, va a ser así hasta el final del mandato. Vienen elecciones, pero la gente no entendería que no estuviéramos a lo que tenemos que estar.

–La Diputación recibe este año más financiación procedente del Gobierno de España. ¿Dónde van a echar el resto en el presupuesto?

–Recibimos más ingresos del Estado, pero también tenemos que tener en cuenta que suben bastante los sueldos del personal. El gasto corriente se lleva muchísima parte del presupuesto. Vamos a seguir invirtiendo, ayudando a los clubes deportivos, profundizando en el tema cultural, apoyando al Patronato de Turismo o colaborando con los emprendedores. Tenemos también algún proyecto bonito vinculado a nuestros mayores en base a las nuevas tecnologías, vamos a mantener las ayudas a la natalidad y vamos a subir algo la partida de servicios sociales. Hemos demostrado que sabemos manejar los presupuestos, hemos subido mucho la dotación de los planes provinciales y creo que los alcaldes de todos los signos están contentos. Además, quiero dejar una partida para iniciar los trabajos de Fromago para 2024. A algunos no les gustará el presupuesto, pero se ha hecho una muy buena gestión económica.

–Habla de la segunda edición de Fromago para 2023, pero en Intur también mencionó la posibilidad de organizar otro tipo de feria con productos como el vino. ¿Veremos en el presupuesto una partida para ello?

–Sí, vamos a ver alguna partida para esto. Queremos hacer un congreso del vino y alguna cosita más, pero cuando montas una feria tan importante como Fromago hay que repensar las siguientes y hacerlas bien. No es hacer una feria por hacerla, lleva mucho trabajo. Para Fromago, hemos recorrido kilómetros por media España y ha habido un trabajo muy intenso. Ahora, tenemos algo en mente, pero las cosas hay que hacerlas bien. Sobre todo, lo que queremos es apoyar a los grandes productores que tenemos. Aquí hay recursos maravillosos que hemos ido promocionando por toda España y creo que es importante que ya no vamos a los eventos a que la gente los vea, sino a que los pruebe. Es otra manera de apoyar al turismo, porque la gente ya no solo quiere pasear y ver el Románico; la gente demanda experiencias y nuestra gastronomía es fabulosa para eso.

–¿Es Fromago el gran legado que deja como presidente?

–No, yo creo que el gran legado es que hemos sido honrados y que hemos trabajado al máximo y con toda la humildad por la provincia.

–¿Por qué no convoca al consejo de alcaldes para debatir los presupuestos?

–A mí me hace gracia cuando oigo que el PSOE pide que convoque al consejo. Creo que atiendo yo mejor a sus alcaldes que ellos. Todos tienen las puertas abiertas, recogemos sus sugerencias e intentamos plasmarlas en los presupuestos. En los últimos años no hemos convocado al consejo por la pandemia, pero eso no quiere decir que no lo vayamos a hacer. Pienso que son más nervios del PSOE por lo bien que lo está haciendo el equipo de Gobierno que otra cosa.

–¿Se les va a enviar un correo o se les va a citar para presentarles el borrador?

–Ellos van a saber cómo es el presupuesto antes de que se presente, eso sí se lo aseguro.

–¿Con un correo o con una reunión?

–Veremos si hacemos una reunión o les hacemos llegar la información a través de la presidenta del consejo. De todas maneras, reitero que el teléfono de este presidente está abierto a todos los alcaldes. Por aquí han pasado muchos de ellos y les hemos ayudado en lo que hemos podido. Además, a mí me gustaría poner en valor el trabajo muchas veces desagradecido de los alcaldes, sobre todo a los de los municipios afectados por los incendios de este verano.

–A la vista de la falta de convocatorias, ¿tiene sentido el consejo de alcaldes?

–Sí, tiene sentido. Hay que escuchar a los alcaldes y darles voz. Por la pandemia no hemos podido estar con ellos.

–Otro de los proyectos relevantes es el del parque tecnológico de la Aldehuela. ¿Cuándo va a estar abierto?

–Lo vamos a abrir con los despachos llenos de empresas. Estamos terminando la obra, que creo que concluirá a finales de enero o principios de febrero. A partir de ahí, tenemos que equiparlo y pienso que finales de marzo es la época en la que podremos inaugurar. Tenemos una especial ilusión porque pensamos que hay empresas buenas que van a poder estar y que va a haber gente que salga de la Universidad que pueda hacer sus prácticas o incluso empezar a trabajar.

Si me he enfrentado a mi partido, cómo no me voy a enfrentar a instituciones superiores si no hacen lo que tienen que hacer

decoration

–¿Sigue molesto con la Junta por la falta de apoyo que ha sentido durante el proceso para lograr el respaldo a su centro de innovación?

–No, yo no estoy molesto con nadie, pero tengo que trabajar por la provincia. Y si hay cosas de la Junta y del Estado que no me gustan o que no aportan todo lo que tienen que aportar, este presidente siempre va a dar la cara por sus ciudadanos. Si me he enfrentado a mi partido, cómo no me voy a enfrentar a instituciones superiores si no hacen lo que tienen que hacer. Creo que un presidente debe trabajar por sus ciudadanos y ser beligerante siempre. Lógicamente, con esa lealtad institucional, pero hay cosas que no pueden ser. Estamos peleando por la fiscalidad diferenciada, que es algo muy importante para nuestra provincia, y no se entiende por qué nos han dejado fuera. Hemos batallado hasta la extenuación por el tren madrugador y tenemos que seguir mejorando en las frecuencias. También tenemos que apostar por el campamento militar de Monte la Reina, que yo creo que no va a cambiar la estructura de la población de Zamora, pero sí va a ser un granito de arena. En definitiva, el presidente de una institución está para respaldar a los ciudadanos y así lo vamos a hacer. A mí no se me caen los anillos por defender lo que tenga que defender.

–¿Qué proyectos pretende impulsar la Diputación a través de los fondos europeos y de la cooperación con Portugal?

–Es vital trabajar con nuestros hermanos portugueses, que van muy por delante en la captación y ejecución de fondos europeos. Tenemos varias acciones pensadas con ellos. Hace poco, el área de Reto Demográfico nos ha dado también una subvención para ampliar el plan piloto de monitorización de mayores que iniciamos en Villafáfila para que lo traslademos a Sayago, que también es una zona muy despoblada. Queremos cuidar bien a nuestros mayores a través de tecnologías que no sean invasivas y crear trabajo en el medio rural. Con este proyecto, vamos a crear treinta puestos de trabajo.

–Citaba antes el tema de la fiscalidad diferenciada. Entiendo que se sintió ciertamente respaldado en la manifestación que se convocó para reclamar esa medida el mes pasado. ¿Cree que Zamora tiene posibilidades reales de conseguirla?

–Aquí tenemos la mala costumbre de venir a prometer mucho y luego cumplir poco. Yo agradezco la presencia de la gente que estuvo en la manifestación, pero no es un respaldo para este presidente, sino para algo que es bueno para la provincia. Vamos a seguir insistiendo. Estuvimos hace poco en el Ministerio registrando una petición sobre este tema y esperaremos la respuesta. Yo estoy seguro de que lo vamos a lograr. Pienso que es algo que todo el mundo entiende que es bueno, y ya no solo para las empresas, sino también para los trabajadores, porque puede haber deducciones de la cuota de la Seguridad Social. Si tú como empresario pagas menos, contratarás más y mejor. A mí no me importa quién se lleve el triunfo político, me importa que salga adelante, y estoy convencido de que va a lograrse antes de las elecciones.

Estoy seguro de que vamos a lograr la fiscalidad diferenciada antes de las elecciones

decoration

–¿Espera un movimiento electoralista del PSOE?

–El PSOE tiene que pensar menos en tintes electorales y más en la provincia, pero estoy convencido de que lo vamos a sacar.

–¿Cómo va el trabajo de la Mesa de la Despoblación?

–El trabajo continúa. La Mesa de la Despoblación es buena para la provincia y para el modelo de cogobernanza. Además, una vez nos den esa fiscalidad diferenciada, es bueno que entre todos diseñemos la estrategia con los agentes sociales.

Durante diez o doce años vamos a seguir perdiendo mucha población

decoration

–Visto desde dentro el panorama, ¿es reversible la despoblación en determinadas comarcas?

–No hay que engañar a la gente. Se ha actuado muy tarde. En temas de despoblación se tendría que haber intervenido muchísimo antes. Bienvenidas sean las ayudas, pero hay que trabajar más a largo plazo, repoblar con empresas, dar oportunidades, mejorar los servicios y hacer ese trabajo. Durante diez o doce años vamos a seguir perdiendo mucha población, pero hay que sentar las bases y frenar un problema que se da también en otros lugares de Europa.

–Pero casi en ninguno como en Zamora.

–Casi no. En ninguno como en Zamora. Somos el epicentro de la despoblación y necesitamos estímulos, ayudas reales de las instituciones superiores. Espero que pongamos las bases, pero hay que ser realistas: a corto plazo es algo que no vamos a poder paliar.

–¿Por qué se ha implicado tanto en asuntos como el de la fiscalidad o el tren madrugador y no a ese nivel en movilizaciones fuertes en la provincia por temas como la Sanidad?

–No es cierto. Me he implicado en todo. En la fiscalidad, porque creo que es fundamental; en el tren madrugador, porque pienso que nos estaban tomando el pelo y al final me dieron la razón con la Obligación de Servicio Público. Me implico con Monte la Reina porque no quiero que quede en humo y que sea algo real, y con la sanidad lo mismo. Siempre que alguien se manifiesta es porque tiene algo de razón. Yo fui de los primeros que me preocupé por el Plan de Aliste, que quizá estuvo mal explicado o mal diseñado. Si no tenemos unos servicios de calidad, si no tenemos una buena conectividad, difícilmente la gente joven se va a quedar. Voy a estar implicado en todo lo que haga falta y sé que la gente siempre protesta por algo.

–En el tema de internet, da la sensación de que el Gobierno de España ha ido un paso por delante de la Junta.

–Yo mismo he reconocido que hemos mejorado, indudablemente, pero necesitamos todavía mucho. Esto no es cuestión de la Junta o el Gobierno, sino de dar servicios.

–¿Qué le queda por hacer en estos seis meses de mandato y por qué cree que merecería la pena presentarse para seguir otros cuatro años en la política?

–Nos queda mucho por hacer. Como te decía antes, mejorar la estructura interna, agilizar los trámites burocráticos, facilitar el trabajo a los ayuntamientos, dejar en marcha la feria Fromago, encauzar la “silver” o conseguir que los productores zamoranos se sientan orgullosos y sigan adelante sin miedo. Más adelante veremos el futuro y, en el caso de que quiera dar el paso, la gente es la que te pone o la que te quita. Lo que me preocupa no es eso, sino que quien esté siga apostando por Zamora.

Compartir el artículo

stats