Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Las obras del nuevo parque de bomberos de la Diputación de Zamora estarán rematadas en febrero

El suministro de vehículos y maquinaria para la instalación se demorará unos meses más, según las estimaciones de la Diputación

Imagen del entorno donde se trabaja para dar forma a las nuevas instalaciones. | Ana Burrieza

La obra del nuevo parque de bomberos provincial estará rematada en febrero, si todo marcha según lo previsto. Esa es la estimación que realiza el responsable del área en la Diputación, José Luis Prieto Calderón, que señala que los trabajos llevan un tiempo en marcha y que se harán más visibles a partir de la próxima semana, cuando debe comenzar el montaje de la estructura. A partir de entonces, será cuestión de pulir los últimos detalles antes de que el edificio principal esté listo por fin.

Prieto, durante una visita a la zona, en una imagen de archivo. | Fernández

Sin embargo, la conclusión de estas obras en la carretera de Cañizal, a las afueras de Zamora ciudad y al pie del parque de maquinaria, no supondrán la apertura inminente del nuevo parque. Para eso, aún habrá que esperar unos meses más, según el propio Prieto, que alude como razón principal de las próximas demoras a los problemas con los suministros de los vehículos, que no solo afectan a la cadena de distribución de los turismos, sino también a este tipo de maquinaria de índole más especial.

La perspectiva más optimista señala que los vehículos podrían llegar entre marzo y abril, pero la fecha resulta difícil de definir porque la cuestión “depende de terceros”, como se encargó de recalcar Prieto, que optó por la prudencia a la hora de fijar los plazos.

El tercer parque propio

Hay que recordar que con la construcción del tercer parque propio, que se suma a los que ya están en funcionamiento en Rionegro del Puente y en Bermillo de Sayago, el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Zamora “pretende garantizar con sus propios medios la prestación del servicio a los habitantes de los municipios de menos de 20.000 habitantes en la totalidad del territorio provincial”, y no depender así del apoyo de otras administraciones, más allá de la lógica colaboración que se pueda implementar cuando el discurrir de las actuaciones así lo indique.

Ese mensaje va en la línea de evitar la dependencia actual del Ayuntamiento de Zamora, cuyo parque de bomberos presta en estos momentos un servicio auxiliar en decenas de municipios del entorno de la capital en base a un convenio con la Diputación. La institución provincial paga un canon anual por este apoyo desde la ciudad que implica un gasto de 585.000 euros, por lo que las nuevas instalaciones servirán para que, desde La Encarnación, se asuma la competencia propia y para eliminar esa partida de cara a los ejercicios sucesivos.

El coste

En principio, la Diputación anunció que el coste total de las obras y el equipamiento en el nuevo parque no debería costar más de un millón y medio de euros, una inversión que, a juicio de sus dirigentes, resulta aceptable para conseguir esa emancipación del Ayuntamiento y prestar el servicio correspondiente en todos los pueblos.

Además, desde la Diputación aclararon que “una vez puesto en marcha este nuevo parque, se procederá a una nueva reorganización de la cobertura del territorio provincial, para optimizar los medios y garantizar el servicio” a los municipios de Zamora. Esos cambios incluirán la creación de la figura de un coordinador para las tres instalaciones abiertas.

Compartir el artículo

stats