Los 19,90 gramos de cocaína que llevaba una joven encima cuando circulaba en su Volkswagen Golf por la calle de la Bodega del Torrado le han valido una condena a 4 años de prisión por un delito de tráfico de drogas, tras admitir ante la Audiencia de Zamora que la sustancia no era para consumo propio sino para vender.

La elevada pureza de la cocaína, un 73,55%, habría permitido obtener un número de dosis mayor de los gramos incautados por la Policía Nacional, por lo que la Fiscalía de Zamora exigía el ingreso en la cárcel de la mujer, de iniciales A.M.A., sin antecedentes penales que pudieran agravar esa pena.

El acuerdo que alcanzó su abogado con el Ministerio Público ha evitado el ingreso inmediato en Topas de la zamorana que deberá justificar su inclusión en un programa de desintoxicación como consumidora de cocaína si quiere evitar la cárcel.

La condenada habría obtenido un beneficio de 1.918,71 euros si hubiera podido vender los 19,90 gramos de coca, cantidad que equivaldría a 1.990 dosis ("rayas"), según la tabla oficial.

La Fiscalía ha solicitado una multa de 3.837 euros que recogerá la Audiencia en su sentencia tras no celebrarse el juicio por la conformidad de la imputada con la pena de 4 años de reclusión en el centro penitenciario, los mismos que exigía la Fiscalía en su escrito de acusación.

La Policía Nacional localizó el vehículo de la mujer el 12 de enero pasado en una vía pública situada en las inmediaciones del poblado de Las Llamas, bajo especial vigilancia por el equipo especializado en la investigación de tráfico de drogas por tratarse de uno de los puntos de venta de estupefacientes más importantes de la capital, de acuerdo con las informaciones difundidas.

De hecho, la Comisaría de Zamora ha llegado a tener dispositivos en los caminos y carreteras adyacentes para impedir que se continuara vendiendo droga desde esta zona de la capital, lo que permitió interceptar a traficantes que vendían al menudeo.