Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Calendario de fiestas en los pueblos de Zamora en 2023: ¿Cuándo es el baile?

El 15 de mayo o el 8 de septiembre aparecen como los festivos más habituales en la provincia, según el calendario oficial de 2023 publicado este viernes

Las peñas, en las últimas fiestas de Moraleja del Vino, en julio de 2022. | Jose Luis Fernández

Hubo un tiempo muy cercano en el que los días señalados perdieron su sentido. Peor aún, produjeron una cierta amargura por su paso intrascendente. Ocurrió en la pandemia, cuando las fiestas dejaron de traducirse en celebraciones populares para evitar la propagación del virus y el contagio de la población. En esa fase, que afectó principalmente a los festejos de los años 2020 y 2021, las jornadas reservadas antes para la jarana fueron pasto de la melancolía.

Consulta aquí la lista completa pueblo por pueblo

Vuelta a la normalidad

Por fortuna, todo o casi todo volvió a su ser en 2022, con el punto extra de emoción que le dio a la sociedad el cumplimiento del dicho que apunta que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Durante este año han vuelto las romerías, las fiestas patronales, los bailes, las verbenas, los juegos infantiles y para mayores, las barras con pinchos, cervezas y refrescos, y las honras a los patrones para los más religiosos.

Ahora, nada hace presagiar que en 2023 vaya a dejar de sonar la música. Por eso, la publicación del calendario de días festivos en cada pueblo de la provincia aparece como un catálogo de celebraciones listas para recibir a los vecinos. La amplia lista incluye las jornadas más típicas y los momentos más desconocidos; los cristos y las vírgenes compartidos por tantos y tantos ayuntamientos y también aquellos más curiosos; y combina además los festejos invernales con los típicos del verano.

Del 15 de agosto a San Isidro

¿Pero qué día sonará la música en más lugares a la vez? La primera respuesta sale de ojo: el 15 de agosto. Esa jornada será festiva en toda la provincia y servirá para que muchos pueblos aprovechen para organizar sus verbenas, celebrar sus misas y juntarse en las calles y en los bares. La fecha habitual se une al 1, 2 y 6 de enero, al 6 y 7 de abril, al 1 de mayo, al 25 de julio, al 12 de octubre, al 1 de noviembre y al 6, 8 y 25 de diciembre como días feriados en todo el territorio provincial en 2023.

A partir de ahí, la variedad se impone, aunque hay jornadas marcadas en rojo para muchos pueblos. Así ocurre, por ejemplo, el 15 de mayo, cuando 58 localidades de la provincia estarán de fiesta en honor a San Isidro. Lugares de mayor tamaño, como Carbajales de Alba, Coreses y Corrales del Vino han escogido esta fecha como festivo, del mismo modo que lo han hecho otros pueblos con un volumen de vecinos más modesto, el caso de Pumarejo de Tera, Navianos de Valverde, Manzanal del Barco o Colinas de Transmonte.

En general, entre los meses de abril y mayo se concentra un buen número de festivos en los pueblos de Zamora, vinculados en su mayoría a las romerías y a las peticiones para los campos. Incluso, varios núcleos tendrán su momento coincidiendo con el Lunes de Aguas tan famoso en Salamanca. Ahí aparecen Bretó, Villabuena del Puente, La Bóveda de Toro, Ilanes y Benavente, que celebra La Veguilla en esta fecha.

Consulta aquí la lista completa pueblo por pueblo

La Hiniesta, el 29 de mayo

También en mayo, concretamente el 29, caerá este año el Lunes de Pentecostés. Es decir, el Día de La Hiniesta, que no solo es festivo en el pueblo que le da nombre y en Zamora capital, sino también en otro buen puñado de lugares de la provincia que honran a sus propios patrones: la Virgen de Gracias de Vigo de Sanabria, la Virgen del Retablo de Belver de los Montes, San Fernando en Peleas de Arriba, la Virgen de la Antigua en Fuentesaúco, el Cristo de San Sebastián en Pinilla de Toro o la Virgen del Realengo en San Cebrián de Castro son solo algunos de los más de veinte ejemplos.

En Zamora, la fiesta de San Pedro se celebrará, como es costumbre, justo un mes después, y coincidirá con feriados en otras localidades, como Arcillera, Brandilanes, Luelmo, Matilla la Seca, San Pedro de Zamudia o Villar de Farfón. Este último, como la capital, llegará al ecuador del año con los dos festivos locales que le corresponden ya agotados.

Muchos otros optan por reservar al menos uno de cara a los meses de julio y agosto, aunque ni siquiera coincida con un evento religioso. Pueblos como Casaseca de Campeán, Cubillos, Escober de Tábara, San Ciprián, La Tejera, Donadillo u Otero de los Centenos montan la orquesta bajo la justificación de “fiesta de verano”, sin necesidad de entrar en más detalles. Para muchos lugares, la única posibilidad de confraternizar es reservar una fecha en las vacaciones estivales para evitar casi un vacío total en sus calles.

Las últimas de 2023

Camino al otoño, el 8 y el 18 de septiembre, sobre todo el primero, resisten como las últimas fechas grandes del verano, antes de dar paso a un calendario más reducido. Solo algunas localidades esperan hasta diciembre para colocar sus feriados locales. Según el calendario previsto para 2023 en la provincia, los dos más tardones son Alcorcillo y Formariz, que apurarán hasta el penúltimo día del año.

Compartir el artículo

stats