Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El comercio de Zamora sube los sueldos un 11,75% en cinco años para adelantar al SMI

El acuerdo, que excluye por fin el mes de mayo como periodo hábil para las vacaciones de verano, beneficia a más de 5.400 zamoranos

Manifestación del comercio celebrada hace apenas quince días en Zamora. Ana Burrieza

Sindicatos y patronal han llegado a un principio de acuerdo para ejecutar una subida salarial en el sector del comercio general que asciende a un 11,75% en cinco años. La medida se llevará a cabo mediante la renovación del convenio colectivo que lleva caducado desde 2019 y que afecta a más de 5.400 personas en el conjunto de la provincia de Zamora. La propuesta incluye incrementos del 2,25% en los tres primeros años y del 2,5% en los dos últimos, de manera que se adelante al Salario Mínimo Interprofesional que ya ha devorado a buena parte de las categorías, principalmente a la de dependientes. Además, se excluye mayo como mes computable para las vacaciones de verano. En lo que no ha cedido el empresariado es en la concesión de diez sábados libres al año. Ni diez, ni ninguno.

Los trabajadores han dado el visto bueno al acuerdo alcanzado en última instancia entre patronal y sindicatos, que ha llegado hasta el Servicio Regional de Relaciones Laborales (Serla) ante la incapacidad de acercar posturas. Sonia Álvarez, de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la UGT en Zamora, ha apuntado a la “dificultad” de sellar esta renovación del convenio debido a la rigidez negociadora del empresariado. “Ha costado especialmente la parte tocante al salario y a las vacaciones de verano, pero no hemos podido conseguir nada respecto a los sábados porque se han cerrado a seguir negociando”, ha expresado en declaraciones a este diario.

El convenio de comercio general agrupa a todo el sector salvo la alimentación y el metal, y es uno de los más importantes de cuantos rigen las condiciones laborales de los trabajadores en la provincia. El empleo en este ámbito llega a 5.480 zamoranos, que son el 15% de los asalariados del total del territorio. El documento estaba caducado desde el año 2019 y las recientes subidas del Salario Mínimo Interprofesional se “habían comido” las percepciones de la mayoría de las categorías profesionales. Quienes peor lo estaban pasando eran los dependientes, con sueldos de subsistencia en torno a los mil euros mensuales pese a trabajar seis días a la semana.

El acuerdo alcanzado entre las partes plantea una subida del 2,25% anual entre 2022 y 2024, ambos incluidos, para dar lugar a otro incremento del 2,50% en 2025 y 2026. En materia de vacaciones, se elimina el mes de mayo del periodo de disfrute del asueto estival, por lo que los trabajadores podrán ejercer este derecho entre el 1 de junio y el 20 de septiembre de acuerdo con sus empresas. Tal y como ha señalado Sonia Álvarez, esta era una de las líneas rojas planteadas por la parte social, teniendo en cuenta que “nadie en ningún ámbito, incluyendo familias con hijos pequeños, puede cogerse vacaciones de verano en mayo”.

Donde no ha habido flexibilidad por parte de la patronal ha sido en los sábados. Los sindicatos planteaban la propuesta de librar diez sábados al año para favorecer la conciliación entre la vida laboral y la familiar, pero desde el empresariado se ha expuesto que el sector del comercio sustenta buena base de su negocio en los fines de semana, de manera que no podían prescindir de trabajadores en esas jornadas. Finalmente, no ha habido acuerdo y los asalariados deberán trabajar todos los sábados que sus tiendas abran las puertas al gran público.

Compartir el artículo

stats