Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La cooperación transfronteriza se atasca entre Zamora y Tras-os-Montes

El colectivo Rionor detecta que esta parte de La Raya es la que más problemas sufre para impulsar políticas conjuntas de forma efectiva

La secretria de Estado de Desarrollo Regional de Portugal, Isabel Ferreira, durante su intervención. | Cedida

La Raya entre Zamora y Tras-os-Montes es la zona ubicada entre España y Portugal con más problemas para desarrollar la cooperación transfronteriza. El colectivo Rionor lo palpa desde el terreno y lo sabe incluso por boca de los propios políticos, que parecen haber detectado el problema, pero no han dado solución alguna hasta el momento. El Consejo Rayano celebrado el pasado 26 de noviembre en Braganza volvió a abordar la cuestión desde la certeza que invade a sus miembros desde hace más de un lustro: “Hay que cambiar la dinámica que llevamos, pero no lo conseguimos”.

Desarrollo de una de las mesas del Consejo Rayano. | Cedida

Estas palabras son de Francisco Alves, el presidente de la asociación Rionor, la impulsora de estas reuniones que se celebran de forma periódica y que alternan sedes entre España y Portugal, siempre en las proximidades de la provincia y de la región vecina de Tras-os-Montes. El grupo ha conseguido atraer a colectivos y particulares de ambos lados de La Raya para dar forma a un debate en el que se busca abrir camino a los tratamientos, toda vez la enfermedad está más que diagnosticada desde hace tiempo.

“Nos despoblamos”, constató Alves, que se mostró convencido de que “la cooperación es la clave y la única forma de que se desarrollen estos territorios”. Para ello, la voluntad de los dirigentes resulta decisiva y la sensación de los miembros de Rionor es que, con la que hay actualmente, no alcanza. Sobre todo, en lo que tiene que ver con la parte española, pues Portugal sí ha dado pasos adelante para conectar los dos territorios de forma física y simbólica.

Falta de voluntad

Una prueba de ese interés luso es la participación de la secretaria de Estado de Desarrollo Regional del Gobierno portugués en este tipo de citas. Por contra, a juicio de Alves y de sus compañeros, la Junta de Castilla y León no está poniendo todo de su parte, al menos desde las más altas instancias. El responsable de Rionor elogia la voluntad del director general de Acción Exterior, Fernando Rubio, pero estima que faltan movimientos por encima de ese nivel.

Por lo pronto, será este representante de la Junta quien reciba al colectivo dirigido por Alves el próximo 13 de diciembre. La reunión se celebrará en Valladolid y los miembros de Rionor acudirán con la voluntad de “tender puentes” y hacerle ver al Gobierno regional que “hay condiciones para el desarrollo de esta parte de la frontera que no se están aprovechando”.

Para Alves, está claro que “falta permeabilidad” y que esa circunstancia está penalizando a unos territorios que sufren como ningún otro el efecto frontera desde un punto de vista negativo. Las demandas desde el territorio resuenan cada vez con más claridad y el colectivo considera que cuenta con el respaldo de unos vecinos que reclaman mejoras para el futuro.

La conexión entre los territorios, un objetivo primordial

La conexión, principalmente por carretera, entre los dos lados de La Raya aparece como un objetivo primordial para las personas que se esfuerzan por conseguir que la frontera pase de ser una desventaja a convertirse en un activo para los vecinos de los municipios ubicados entre Zamora y Tras-os-Montes. El propio Francisco Alves estima que la carencia de algunas infraestructuras viarias condiciona claramente el cumplimiento de ese objetivo. Uno de los puntos que tocó el responsable de Rionor fue el de la carretera entre Braganza y Puebla de Sanabria, clave desde la óptica lusa para acercarse a la alta velocidad que espera en Otero de Sanabria. El Gobierno portugués ya ha trazado un proyecto concreto, que costará en torno a 16 millones de euros y que sitúa el horizonte en 2025 para construir la parte que le corresponde. Mientras tanto, la Junta de Castilla y León apenas ha dado algún tímido paso que dificulta la posibilidad de hablar de fechas.

Otra vía de interés para la provincia es la autovía entre Zamora capital y la frontera con el país vecino, a la altura del límite entre San Martín del Pedroso y Quintanilha. Los responsables lusos ya han alzado la voz en más de una ocasión para demandar un esfuerzo del Gobierno de España en esa línea, desde la posición que les ofrece el hecho de que su país lleve años circulando por autovía hasta La Raya. Mientras, el oeste de la provincia espera.

Compartir el artículo

stats