La Policía Nacional vigila de cerca el desarrollo de peleas en las zonas de ocio nocturno de Zamora capital. La cuestión preocupa, más allá de que los fines de semana ofrezcan muchos menos quebraderos de cabeza en la ciudad que en otros puntos del país. La inquietud es tal que la reunión de coordinación de este lunes entre la Subdelegación del Gobierno y los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sirvió, entre otras cosas, para abordar la evolución de estas riñas después de que el arranque del puente se saldara con una nueva bronca violenta cuyos detalles concretos no han trascendido.

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, indicó que estas peleas se desarrollan, en general, durante la madrugada de los fines de semana, en la mayor parte de las ocasiones en la capital, y por motivos “aislados o de carácter trivial”. Según el representante del Ejecutivo en la provincia, la violencia se precipita entre personas que se encuentran “bajo los efectos del alcohol” y, generalmente, con pocos implicados.

Uso de armas blancas

Ahora bien, quizá el aspecto más alarmante tiene que ver con el hecho de que los agentes han descubierto el uso de armas blancas en algunas ocasiones, un detalle que eleva seriamente el peligro para la integridad física de los implicados. Lo que sí ha querido dejar claro Ángel Blanco, a pesar de todo, es que “en Zamora capital y provincia no existe el conocimiento de que haya bandas juveniles”, como sí sucede en otros puntos del país. Al menos, ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil tienen registrado a ningún colectivo que cumpla con esa definición.

Sea como fuere, la decisión tomada en el seno de la reunión de coordinación fue “aumentar considerablemente la presencia de la Policía Nacional en las zonas de ocio de Zamora capital”. Es de esperar que eso se traduzca sobre todo en una mayor vigilancia de la parte del polígono.

Hay que recordar que, ya el mes pasado, la Subdelegación del Gobierno comunicó su intención de controlar especialmente esa zona, y no solo con el objetivo de evitar peleas, sino también de hacer controles relacionados con sustancias prohibidas y de vigilar la actividad dentro de los locales de ocio nocturno situados en la zona.

Además, los agentes y varios funcionarios están acudiendo a estos negocios para llevar a cabo inspecciones de trabajo, según indicaron en su momento desde la institución gubernamental.

Sorprendidos los presuntos autores de pintadas vandálicas

La Policía Nacional sorprendió el pasado sábado, a las 23.30 horas, a un grupo de cuatro jóvenes que presuntamente habrían sido los autores de varias pintadas vandálicas realizadas en la zona de Doctor Villalobos. Los agentes interceptaron a los sospechosos con botes de pintura spray de un color rosa idéntico al que había aparecido en la vía pública. Ante estos hechos, el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, advirtió de la pertinencia de abandonar estos comportamientos, y aseguró que todos los implicados en estas pintadas vandálicas “van a ser descubiertos”. Esta comunicación del subdelegado se produce poco después de que el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zamora, David Gago, alertara sobre otras pintadas vandálicas aparecidas en el templete de música de La Marina.