Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Sucesos en Zamora

Un rally en Zamora capital en un coche robado acaba en accidente contra una señal de tráfico

Dos jóvenes forzaron la cerradura del turismo para dar varias vueltas por la zona, alguna con el capó abierto tras el accidente

Apertura de un vehículo sin llave. LOZ

No se sabe si fue un reto o simplemente el deseo de “darle zapatilla” a un coche antes de despedirse de una madrugada de buen rollo y “colegueo” en Zamora capital, en pleno verano. O una demostración de los dos osados amigos de su habilidad para reventar cerraduras de coches, “hacer el puente” y tirar millas con un buen acelerón a las cuatro de la mañana para darse unos voltios por la zona de la calle de Peña de Francia y Los Tres Árboles hasta donde cuadrara.

Pero la aventura de estos aguerridos noctámbulos no tuvo mucho recorrido. Y terminó de la peor de las maneras: una señal de tráfico se interpuso en el camino del zamorano que iba al volante del Ford Escort que acababan de robar y se estampó contra ella.

El capó se abrió, pero conductor y ocupante salieron ilesos del accidente y decidieron seguir enredados en su particular rally, iniciado minutos antes. En Los Tres Árboles, decidieron abandonar el turismo antes de poner pies en polvorosa. La huida tuvo su efecto, la Policía Municipal ya no encontró rastro de los “cacos”, aunque movilizó a una patrulla cercana del lugar del siniestro, en la calle de Obispo Acuña.

Sin embargo, los dos jóvenes no contaron con que un vecino había visto el desarrollo de la escena desde una ventana de su domicilio: el apalancamiento de la cerradura y el desarrollo de las carreras por el entorno de la calle de Peña de Francia ese 21 de julio de 2021. Tampoco se percataron de la presencia de otras dos personas que lograron ver cómo se llevaban el coche, o no les importó.

Esos testigos ayudaron a identificar a los dos varones que terminaron arrestados a los pocos minutos, tarea que no la pusieron difícil a los agentes: al cabo de un rato, “volvieron con un grupo de personas al lugar donde ocurrieron los hechos”, explicó un Policía Municipal en el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal.

La detención fue rápida. “No hay duda de que eran los dos jóvenes que habían forzado la cerradura del vehículo e hicieron carreras”, declaró uno de los testigos en la vista oral.

El imputado zamorano, de iniciales J.A.V.G., admitía ante la magistrada de lo Penal haber cometido los delitos. El abogado que lo defendía alcanzó un acuerdo con la Fiscalía de Zamora, que dejó la condena en una multa de 270 euros y 31 días en trabajos en beneficio de la comunidad. La indemnización por los daños causados asciende a 754, 80 euros, cantidad que abonó la compañía de seguros, por lo que el dueño no reclama los desperfectos.

El Juzgado de lo Penal espera todavía la localización del otro imputado, de iniciales A.H., para poder celebrar la vista oral y comprobar el grado de implicación en los hechos, algo que no confirmó el zamorano, que se acogió a su derecho a no declarar al respecto en el juicio que sentencia su participación en el robo y accidente ocurrido. Este imputado sí fue reconocido por los testigos en su día, por lo que está en busca y captura para tratar de localizarle y llevarle ante la jueza de Penal.

Compartir el artículo

stats