A las puertas de un 2023 de previsto frenazo económico, múltiples incertidumbres y un Black Friday más flojo que durante los años de pandemia, el empleo en Zamora no ha conseguido resistir la embestida este noviembre y ha destruido casi 100 puestos de trabajo (90), acercándose cada vez más a la barrera de los 10.000. El mes ha cerrado con 9.983 parados y paradas, aumentando la tasa en un 0,91% respecto al mes previo.

Se trata del cuarto mes consecutivo con pérdida de trabajadores en la provincia, que intentará remontar cabeza con la campaña navideña.

Zamora rompe con la tendencia nacional

En España, el paro baja en 33.000 personas en el segundo mejor noviembre de la serie histórica. Es la cifra más alta de la historia para el penúltimo mes del año, cuando suele registrarse una destrucción de empleo previa a las contrataciones navideñas del diciembre. Un aguante que ha permitido que los datos del paro bajen en 33.512 personas, el segundo mejor dato de la serie histórica para un noviembre.

Un aguante que ha permitido que los datos del paro nacionales bajen en 33.512 personas, el segundo mejor dato de la serie histórica para un noviembre (con permiso del atípico y todavía pandémico 2021), según los datos publicados este viernes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social. Que si bien baja, sigue registrando un total de 2,8 millones de parados, la segunda mayor tasa de toda la Unión Europea.

Datos en clave nacional

Noviembre suele ser el último de los áridos -en términos de contratación- meses otoñales. El último eslabón de un impase entre el vigoroso verano y el repunte de diciembre para la campaña navideña. Y este 2022, pese a que hace unos meses varias voces del panorama económico anticipaban una ola de reestructuraciones por la crisis de precios, las empresas están resistiendo y manteniendo casi íntegras sus plantillas. Ese 'apocalipsis económico' queda aplazado, por el momento, hasta el año que viene. Y si bien el Gobierno ha tenido que revisar a la baja sus proyecciones económicas para el año próximo, sus previsiones mes a mes de empleo se van cumpliendo.

Por sectores, la hostelería ha sido prácticamente el único sector que ha perdido ocupación, aunque lo ha hecho con una virulencia especialmente intensa -101.752 empleos destruidos-, a expensas de recuperar parte de ellos el mes que viene cuando tenga que dar cenas de empresa, de Navidad u otros festejos. Y esa pérdida de ocupación se ha visto compensada por el comercio -con 24.948 refuerzos por Black Friday, Cyber Monday y demás citas pro consumo-, construcción (+10.887), educación (+27.670) y administración pública (+11.351). Las contrataciones públicas -y el consecuente esfuerzo a nivel de recursos para el erario público- han remado a favor para mantener ese saldo prácticamente neutro en el empleo.