El sindicato CSIF exige a la Junta de Castilla y León que se cubran las cerca de 250 plazas vacantes de personal administrativo que tienen ahora las direcciones provinciales de Educación —entre ellas, la de Zamora— porque esta falta de personal “está provocando un estrangulamiento y un deterioro muy serio de la gestión educativa en la comunidad”. Por eso CSIF solicita que se cubran “con urgencia” esta parte “tan significativa” de las plantillas.

Las razones de esta falta de personal están, según apunta el sindicato educativo, “en la falta progresiva de recursos económicos, así como las jubilaciones que se sustituyen”. Todo esto provoca además que los trabajadores de estos servicios se vayan a otros “donde no sufren unas condiciones tan duras, que no se ven compensadas”.