Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

IU defiende el valor de un Presupuesto con más gastos “y sin subir impuestos”

El equipo de Gobierno se queda solo en la aprobación de las cuentas para el año 2023, con oposición del PP y Cs y la abstención del PSOE

Pleno municipal celebrado en la jornada de ayer en el Ayuntamiento de Zamora. Jose Luis Fernández

El Ayuntamiento de Zamora tendrá Presupuesto Municipal para el año 2023 gracias a los únicos votos a favor de Izquierda Unida, que una vez más se ha valido de su mayoría absoluta para sacar adelante el proyecto. El equipo de Gobierno se ha quedado solo a la hora de aprobar las cuentas para el próximo ejercicio durante el Pleno correspondiente al mes de noviembre celebrado este miércoles en sede consistorial. Y es que tanto Partido Popular como Ciudadanos se han mostrado radicalmente en contra de la previsión económica presentada por la Concejalía de Hacienda, mientras que el Partido Socialista ha optado por la abstención. Todos los grupos de la oposición han criticado la falta de participación en este documento, así como la “poca ambición” en el apartado de inversiones. Pegas infundadas para la Alcaldía, que ha sacado pecho del músculo financiero que permitirá afrontar un incremento de los gastos sin recurrir a endeudamientos ni a revisiones impositivas.

El debate sobre los Presupuestos Municipales ha comenzado con un duro reproche de Ciudadanos. La portavoz de la formación naranja Cruz Lucas, ha lamentado que “todo sigue igual ocho años después” y que “no existe ningún proyecto novedoso e ilusionante” para los ciudadanos. Además, la concejala ha criticado al equipo de Gobierno “que no trabaje en materia de despoblación”, problemática que también afecta a la capital, y que “haya reducido la aportación a la Oficina Municipal de Desarrollo”, que es la herramienta de contacto con las pequeñas empresas de la ciudad.

El testigo lo ha cogido el Partido Socialista, desde cuyas filas se ha recordado al equipo de Gobierno que, “una vez más, se ha elaborado un Presupuesto sin contar con nadie”. David Gago ha recriminado a Izquierda Unida que no haya convocado los consejos sectoriales más que para dar cuenta de asuntos y “sin permitir el debate y el intercambio de opiniones”. Además, ha recordado una de las principales peticiones de su grupo a lo largo de los últimos años, que es la de contar con una contabilidad analítica para una mejor y más eficaz gestión económica. El portavoz socialista ha aludido a proyectos como la recuperación de las viviendas sociales de la avenida de Galicia, la reparación del colector de Obispo Nieto o el despliegue de fibra óptica en barrios de sombra antes de sentenciar que estas cuentas son “conservadoras y van a servir para pagar facturas y poco más”.

Víctor López de la Parte, nuevo portavoz del Partido Popular tras la renuncia formalizada en este Pleno de Mayte Martín Pozo, ha dudado de que este Presupuesto Municipal pueda sostener el aparato financiero del Ayuntamiento de Zamora “sin que se vea en la obligación de subir impuestos el año que viene”. Para el concejal, el proyecto “no pone ninguna solución a los problemas de Zamora, ni tampoco lo intenta” y ha advertido que “invertir con remanentes es hacerse trampas al solitario, porque algún día se terminarán y no habrá capacidad inversora”.

El concejal de Hacienda, Diego Bernardo, ha sido el encargado de responder a la oposición y ha enumerado partidas como el gasto en personal, los suministros, el alumbrado público o la mejora de servicios públicos que se han incrementado en varios millones de euros respecto al año pasado. “Y, sin embargo, seremos capaces de hacer frente a este aumento sin subir los impuestos y sin endeudarnos, gracias a la buena gestión realizada en los últimos ejercicios”, ha expresado. El edil de Izquierda Unida ha afeado a la oposición que “lleven años deseando que haya que subir los impuestos y que el Ayuntamiento se vaya a la bancarrota”, pero ha aclarado que “las cuentas están perfectamente saneadas”.

La “privatización” del agua

Con carácter previo al debate presupuestario, Francisco Guarido y David Gago han tenido un tenso cara a cara a tenor de la presentación ante el Pleno por parte del equipo de Gobierno del “Estudio de alternativas para determinar el modelo de gestión más eficiente y sostenible del Ciclo Integral del Agua en Zamora”. A juicio del portavoz socialista, se trata de “una apuesta decidida por la privatización que va en contra de todo lo que ha defendido siempre Izquierda Unida”. En un duro alegato, el concejal de la oposición ha lamentado que “la llegada del nuevo gobierno de izquierdas a Zamora hace siete años fuera un espejismo” y ha expresado que municipalizar este tipo de servicios debería ser prioridad “de cualquier gobierno de izquierdas que se precie”.

Francisco Guarido ha replicado que, si bien es cierto que apostó antes de entrar en la Alcaldía por esa remunicipalización, también es cierto que “hay que conocer la situación desde dentro y saber qué modelo puede ser mejor para cada ciudad”. En este sentido, ha indicado que IU tenía la municipalización del agua como “un modelo teórico”, pero ha asegurado que “no es lo mismo hacerlo en el Ayuntamiento de Zamora, que en el de Rivas o que en el de Córdoba”. Según su tesis, la mejor opción para la capital es este otro modelo de gestión privada porque “no comporta ningún riesgo económico para el Ayuntamiento en un futuro bastante incierto”.

Compartir el artículo

stats