Las 50 pastillas de éxtasis que ocultó en el hueco de la tapa del depósito de gasolina de su vehículo acaban de costar 2 años y 6 meses de prisión al conductor zamorano interceptado por la Policía Nacional en el aparcamiento de la calle de Prado Tuerto de la capital.

La adicción a las drogas del imputado y el reconocimiento del delito de tráfico de drogas que se le imputaba permite a la Audiencia de Zamora reducir en un año y seis meses la pena de cárcel que solicitaba la Fiscalía Provincial.

La sentencia que dictará el Tribunal provincial incluye el pago de 800 euros de multa, en lugar de los 2.200 que la Fiscalía de Zamora exigía inicialmente, tras el acuerdo alcanzado con el abogado del procesado que permitió no celebrar el juicio previsto para la mañana de ayer.

Te puede interesar:

Las características del éxtasis, MDMA, una droga sintética que causa grave daño a la salud, y la cantidad interceptada por la Policía, de una riqueza del 35,59%, explica la elevada pena de cárcel que solicitaba el Ministerio Público, dado que no puede justificarse para el consumo propio de acuerdo con los baremos estipulados. El arresto se produjo el 21 de enero de este año, a las 15.10 horas, cuando el vehículo fue detectado por la Policía Nacional.