Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Testimonios de un momento

El Espacio Rampa del Museo Etnográfico acoge la colección fotográfica sanabresa de Báez Mezquita

Diferentes imágenes de la comarca de Sanabria, recogidas por Báez Mezquita en los años ochenta.

“No soy fotógrafo, solo soy arquitecto”, quiso dejar claro Juan Manuel Báez Mezquita en la inauguración de la muestra “Cualquier tiempo pasado”, en el Espacio Rampa del Museo Etnográfico de Castilla y León, donde se puede disfrutar, hasta el próximo 14 de enero de medio centenar de imágenes tomadas por él mismo en blanco y negro, entre finales de los años setenta y principios de los ochenta en la comarca de Sanabria.

Arriba, un momento de la inauguración de la muestra. Abajo, un visitante contempla las fotografías en blanco y negro.

Por aquel entonces, Báez Mezquita era una estudiante de Arquitectura al que le gustaba perderse entre los pequeños pueblos de la comarca de Sanabria, para descubrir la arquitectura popular de la zona. “Recuerdo que con mi primera cámara y con mi primer carrete me fui hasta allí. Me gustaba hablar con los vecinos, pero, por mi formación, me interesaba sobre todo la arquitectura. Ya tenía claro que cuando terminara la carrera iba a hacer mi tesis doctoral sobre Sanabria, así que iba allí mucho, tanto a tomar imágenes como a dibujar”, narra el autor para explicar la génesis, casi casual, de esta muestra que ya ha pasado por Puebla de Sanabria y que pronto visitará otros lugares, como la vecina Portugal.

Testimonios de un momento

Otra curiosidad de las imágenes recogidas en esta exposición está en que se muestra Sanabria no en su época de verano —más conocida por visitantes y turistas— sino en pleno invierno. “En esa época convulsa de cambios en el país, a mí me gusta huir a Sanabria en los días de lluvia y más oscuros, casi mortecinos”, describe.

Testimonios de un momento

Sanabria fue, como prometió, protagonista de su tesis y, echando la vista atrás, asegura que se arrepiente “de no haber hecho más fotos”, ya que la comarca lo merece. De lo que sí que está orgulloso es de “reconocerse” en cada una de las fotografías que se pueden disfrutar en esta exposición.

“Pasado el tiempo, sé que estoy aunque no se me vea, porque yo estaba detrás del objetivo”, al tiempo que también destaca que ninguna de las fotografías “son robadas o hechas con teleobjetivo, sino que cada una de ellas surge de una conversación, algo que para mí es un gran valor”, considera.

Testimonios de un momento

Esta segunda vida que les ha dado tras tenerlas durante décadas guardadas en un archivo hay que agradecérselo, en cierto sentido, a la época del confinamiento. Fue entonces cuando retomó una misión que tenía pendiente: digitalizar todo ese material de manera manual, ya que utilizó un foco de luz para hacer fotos de las fotos originales y revelarlas en el ordenador. “Fueron días y días de limpieza de cada una de ellas. De ahí que se haya añadido calidad a estas imágenes, tras una intensa posproducción”, asegura.

Juan Manuel Báez Mezquita. Foto L. O. Z.

Lugares tan conocidos como San Martín de Castañeda y la propia Puebla de Sanabria, pero también pequeñas localidades como San Salvador de Palazuelo, Limianos, Castellanos, Ungilde o Quintana de Sanabria han quedado retratados, con su arquitectura y sus gentes, para la posteridad gracias a esta intensa labor de campo de Báez Mezquita de la que ahora pueden disfrutar todos los zamoranos. “Cada una de ellas es testimonio de un momento”, afirma el autor.

Un reconocimiento a las comarcas más olvidadas

El director del Museo Etnográfico de Castilla y León, Pepe Calvo, defendió el valor de las comarcas limítrofes, “ese territorio olvidado”, que tanto tienen que aportar a la cultura y el patrimonio popular. Por eso consideró que la muestra “Cualquier tiempo pasado” es, en cierta medida, un reconocimiento a esos lugares, en la figura, en esta ocasión, de la comarca de Sanabria. El alcalde de Puebla, José Fernández, también presente en la inauguración, aplaudió esta iniciativa “para promover este acercamiento a la cultura, elemento clave que aglutina los tiempos pasados, pero también el futuro de la zona”, apuntó.

Compartir el artículo

stats