La segunda edición de Ovinnova, que ha comenzado este miércoles en Ifeza, consolida a la feria como "el salón profesional de referencia en el ovino", con presencia de representantes de 18 países, más de 120 expositores y decenas de actividades y ponencias que refuerzan el valor de una cita que "se ha hecho grande", como ha constatado el responsable de la organización, Fernando Freire: "Esta muestra destaca a nivel europeo e internacional, y Zamora se sitúa en el centro", ha celebrado el también gerente de Ovigén.

Un salto desde la primera edición

Las palabras de Freire han servido como pistoletazo de salida del evento, en un acto inaugural que también ha contado con la presencia de los representantes de los organismos públicos y privados que han colaborado activamente para conseguir que Ovinnova haya dado este salto en su segunda edición.

Entre ellos se encuentra Caja Rural de Zamora, cuyo director comercial, Narciso Prieto, ha señalado que la cita "representa mucho para Zamora", un territorio marcado por la fuerza de "su sector agropecuario, ganadero y ovino". El representante de la cooperativa de crédito ha destacado el esfuerzo por impulsar este evento junto a otros relacionados, como la feria Fromago o la Escuela Internacional de Industrias Lácteas, y ha subrayado que su entidad lleva el nombre de rural "a mucha honra".

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Zamora, Christoph Strieder ha incidido en las "arraigadas raíces rurales" de la capital y ha defendido al sector ganadero como "una magnífica posibilidad de tener una economía local de cercanía". "Esta es una propuesta maravillosa que hemos apoyado desde el primer momento", ha reiterado el concejal de Comercio y Turismo.

También la Junta ha estado presente en la cita, de la mano del viceconsejero de Política Agraria Comunitaria y Desarrollo Rural, Juan Pedro Medina, que ha aprovechado para recordar la figura de Ángel Martín, "el héroe de Tábara", y que a elogiado, en general, la labor de todos los ganaderos: "Zamora es un ejemplo en el ovino", ha remarcado el responsable autonómico, que ha anunciado el futuro desarrollo de unas línea estratégicas de apoyo al sector "por su especial dificultad" de cara a 2023.

El encargado de cerrar el acto ha sido el presidente de la Diputación, Francisco José Requejo, que ha confirmado el compromiso de la institución para "apoyar sin fisuras este salón profesional". "El ovino debe ser un motor de desarrollo con capacidad para fijar población", ha apuntado el mandatario liberal, que ha celebrado que Ovinnova sea ya una referencia internacional.

El papel de Uzbekistán

Cabe destacar que la feria está abierta para los profesionales del sector y cuenta con la presencia de negocios de toda índole relacionados con la ganadería ovina: desde servicios sanitarios hasta maquinaria pasando por alimentación para el ganado, empresas de esquiladores o las propias queserías. Además, uno de los stands está dedicado al país invitado que, en esta segunda edición, es Uzbekistán.