Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Alfonso Ibáñez Colmenares Jefe Provincial de Tráfico de Zamora

“La desconcentración al conducir se multiplica por cuatro con el manos libres”

"Los atropellos en carreteras han aumentado tras el confinamiento"

Alfonso Ibáñez, durante la entrevista. Jose Luis Fernández

Hace un año que llegó a Zamora para responsabilizarse de la Jefatura Provincial de Tráfico. Licenciado en Historia, Ciencias Políticas y Derecho, Alfonso Ibáñez Colmenares (palentino, de 41 años) apuesta por la peatonalización de Zamora, “es el futuro, una ciudad donde el peatón y los medios de movilidad personal primen”.

–El incremento de accidentes de tráfico con víctimas mortales ha convertido este año 2022 en el más trágico de las últimas décadas en las carreteras de Zamora, ¿a qué se debe?

–El incremento fundamental se ha producido de enero a julio, han sido meses muy, muy malos, con 15 fallecidos hasta el 14 de octubre, casi el triple que en años anteriores. Según las investigaciones, el confinamiento por el COVID ha sido muy duro, se está saliendo en masa y ese incremento de la intensidad en la circulación rodada y de personas en las carreteras es uno de los factores. Es la tónica en todo el país.

–¿A pesar de que han transcurrido dos años desde el confinamiento, el continúa incidiendo en los accidentes de tráfico?

–Sí, y a pesar de que el combustible ha subido.

–¿Y detrás de los atropellos en Zamora qué factores se detectan?

–Son casi la mitad de esos quince fallecidos, es una situación insólita. Ha habido una gran cantidad en vías interurbanas, en las carreteras, no así en las calles de ciudades o pueblos. El tráfico es una realidad poliédrica, no existe una causa única en los accidentes, sino que intervienen muchísimos factores, además del mencionado, la alta tasa de consumo de alcohol y drogas; una altísima incidencia del uso del móvil en los siniestros; la velocidad; las distracciones; el no usar el cinturón de seguridad o el casco, en el caso de los siniestros con motocicletas y bicicletas.

"Usar el teléfono móvil mientras se conduce es un peligro, un gran factor de riesgo en accidentes de tráfico, está científicamente probado"

decoration

–Aún la ley española no contempla unas tasas mínimas de droga en aire aspirado y en sangre, como en otros países de Europa, para valorar la influencia precisa de esas sustancias en la conducción. ¿Por qué?

–No lo sé, es un aspecto meramente legislativo, tiene que ser el Parlamento el que realice la reforma legislativa correspondiente. Te puedo decir que el conducir bajo los efectos de alguna droga ya está penado en nuestra legislación.

–¿El que no estén recogidas expresamente en la normativa tasas de consumo mínimo como en Bélgica, por ejemplo, puede impedir que no se penalice? En un juicio reciente de accidente con tres víctimas mortales en Zamora, en el que el conductor iba drogado según los análisis practicados, se pedía la absolución en base a ese vacío.

–Esa prohibición está recogida en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial y en el Código Penal desde hace tiempo. Desconozco el caso, esa es la interpretación particular que hace el letrado, pero está recogido en la normativa. ¿Que podría ser mejorada?, podría ser, si reduce la siniestralidad, bienvenido sea.

El jefe de Tráfico en Zamora en su despacho. JOSE LUIS FERNANDEZ

–Con el alcohol ha sido efectivo, ¿no?

–Los datos están ahí, incluso se puede condenar por haber consumido alcohol sin que el conductor dé positivo en las tasas estipuladas. Imaginemos una persona abstemia, que no ha probado nunca el alcohol o que le sienta mal, puede haber bebido una cerveza u otro tipo de bebida con alcohol y no dar positivo en el test, pero sí que está bajo los efectos del alcohol: se la puede sancionar.

–¿Y las infracciones por consumo de drogas, han subido porque hay más jóvenes al volante?

–Han subido, que pero no porque haya más conductores jóvenes, de hecho, el hay casos de positivo en drogas de gente con sus años.

–¿Ese incremento puede obedecer quizás a que se hayan introducido los test de drogas en los controles de Tráfico y de la Policía Municipal?

–La detección del alcohol es técnicamente más sencilla porque el alcohol es una sola sustancia, sea el tipo que sea, cerveza, ginebra, coñac..., pero qué drogas se ha consumido es más difícil, hay muchas y la composición química varía muchísimo, eso dificulta mucho la detección del estupefaciente y se supone que los dispositivos para detectarla son mucho más complicados de diseñar.

–¿Debería haber una penalización diferente según qué droga se haya ingerido porque influyan más negativamente en la conducción?

–No, no, no. Todas influyen mal en la conducción.

–La mezcla de alcohol y drogas es explosiva a la hora de conducir.

–Y de medicamentos también. Si a eso le sumas el uso del móvil, velocidad, distracciones, etc., ya tienes un problema multiplicado por mil.

–Tráfico incide mucho en que el uso del móvil es una de las principales causas de accidentes, ¿incluso cuando se lleva con manos libres la atención se reduce?, ¿en cuánto?

–Es un peligro. Si conduces y vas hablando por el teléfono móvil se multiplica por cuatro la desconcentración. Aunque también influye el estado anímico, el estado físico, si has comido mucho, si no has dormido, si estás estresado y hay mucho tráfico, intervienen muchos factores. La principal causa de siniestralidad en las carreteras ahora mismo en Zamora es la distracción al volante, es factor concurrente en el 31% de accidentes con víctimas mortales.

"Los atropellos tras el confinamiento han aumentado, sobre todo, en carreteras interurbanas porque la gente sigue paseando como cuando no había tráfico, y lo hace sin chaleco reflectante"

decoration

–¿Por qué distrae más el móvil que hablar con el copiloto?

–Y escuchar la radio, si llevas un niño detrás, si el paisaje te gusta, hay muchas. Lo que sí está bien estudiado científicamente es la repercusión del teléfono móvil, es muy peligroso.

–¿El riesgo de accidentes es mayor por la elevada edad media de los conductores zamoranos?

–Sí, la edad influye, los reflejos no son los mismos, ni la capacidad de concentración, es un problema.

–¿Habría que reducir la edad de renovación del carné?, porque vemos personas con ochenta y muchos años conduciendo.

–Los reconocimientos médicos tienen un papel fundamental, hay que ser especialmente riguroso con ese tema, pero no se puede generalizar, hay personas con 70 años que están en mejores condiciones que otras con 60 años, así que, si tienes buenas condiciones psicofísicas, adelante. Es verdad que, a partir de cierta edad habrá que establecer más restricciones a los conductores, pero eso lo tienen que decidir los centros de reconocimiento y los facultativos, los médicos.

"Las infracciones por colocarse al volante tras el consumo de drogas han crecido y no porque haya más jóvenes conductores, hay casos positivos de gente con sus años"

decoration

–¿Sería necesario actuar sobre la red viaria para mejorar el estado de las carreteras y eliminar otro factor de riesgo?

–Actuar sobre las carreteras es positivo, por supuesto, lo mismo que sobre el vehículo, pero, por insisto, el factor persona está en el mayor porcentaje de accidentes.

–¿El conductor ha tomado conciencia de que lleva una “máquina de matar” en sus manos?

–Muchísimo, muchísimo. Solo hay que ver las cifras de 1989, cuando dimos el pico de cerca de 9.000 fallecidos en las carreteras del país, ahora estamos en torno al millar. Los españoles somos ya muchísimo mas conscientes del peligro que supone la circulación.

–¿La llegada del coche eléctrico cómo cambiará este escenario? ¿Y los sistemas informáticos que se van incorporando a los vehículos y tendrán el control?

–No lo sé. La técnica siempre va por delante del derecho. Tendrá que haber reformas legislativas para ir adaptando la Ley a los nuevos tiempos. ¿Cómo influirá el coche eléctrico?, aún es pronto, el porcentaje de su uso es muy pequeñito y la diferencia con un vehículo clásico de combustión es inexistente en cuanto a circulación.

–¿La transición de vehículos de combustión a los eléctricos será rápida?

–La realidad es que el eléctrico sigue siendo caro, salvo algún caso aislado, y la red de conectividad tampoco está tan extendida como las gasolineras. Son el futuro, pero habrá que esperar un poquito.

–¿Tendrá una influencia decisiva en la reducción de la contaminación medioambiental y en la sostenibilidad?

–Y en más aspectos. Ahora hay vehículos que tienen cinco modos en el sistema de conducción automatizada, desde la asistencia al conductor hasta la automatización total. Se irá viendo en función del grado de desarrollo de la tecnología y del cuerpo legislativo que lo regule. A día de hoy, no se puede hacer una conjetura sobre ello.

–¿Esa automatización total reducirá los accidentes?

–Creo que sí, porque si la actuación de la persona sobre el vehículo está más controlada por un ordenador que corregirá elementos de distorsión o incorrección, como distracciones, excesos de velocidad, quiero creer que sí se reducirán los siniestros.

Alfonso Ibáñez en un momento de la entrevista. JOSE LUIS FERNANDEZ

–Tráfico tiene una cuestión muy peliaguda con los patinetes. ¿Hay un riesgo mayor de atropello y de accidentes?

–Son vehículos muy, muy frágiles. Es verdad que, en condiciones meteorológicas adversas o por la noche, los dispositivos de alumbrado no son tan potentes o grandes como los que puede llevar un vehículo de cuatro ruedas o una moto. Los considero el futuro, pero hay que tener una especial precaución, tanto quien los usa como el resto de conductores de la vía.

"Si los nuevos medios de movilidad personal, como el patinete, logran que la movilidad sea segura, sana y sostenible , bienvenidos sean"

decoration

–¿Es un elemento de distorsión del tráfico rodado?

–No, no dejan de ser ciudadanos que se mueven con otros medios. Han aparecido estos vehículos de movilidad personal y bienvenidos sean si consiguen una movilidad segura, sana y sostenible. Ahí, perfecto, siempre y cuando su conductor circule correctamente.

–¿Ese circular correctamente qué implica?

–El conductor no puede ir por las aceras, por ejemplo; tiene que ir a una velocidad reducida; debe llevar casco; dispositivos reflectantes para garantizar no solo su seguridad, sino la del resto de usuarios de la vía porque pueden atropellarle o él mismo provocar un accidente. Si se observan esas normas, me parecen bien. Debe regularse aún.

–¿El casco debería ser armado, de motorista?

–Sí, son vehículos muy frágiles, más que un ciclista, casi como un peatón, y moviéndose entre coches..., me da un poquito de miedo.

"Hay que ser muy riguroso en los exámenes para renovar el carné de conducir, a partir de cierta edad habrá que establecer más restricciones"

decoration

–Es difícil ver desde un coche, un camión o un autobús si se aproxima un patinete, suelen serpentea bastante.

–Gente incumplidora hay independientemente del medio de transporte que use. El problema es la conducta de la persona que lleva ese vehículo. Concienciación y respeto son esenciales.

–¿El carril bici es la solución o es preciso la convivencia en carretera?

–Si existe un carril bici, fantástico, mucho mejor para todos, sobre todo, para los ciclistas que tendrán una vía para ellos solos e irán mucho más seguros. Pero hay muchas vías en las que no se pueden hacer carriles bici y hay que compartir el espacio de la calzada, que es limitado, con otro tipo de vehículos. El conductor de automóviles o camiones deben tener una especial concienciación hacia los ciclistas, y estos hacia el resto de usuarios, y porque también hay ciclistas que no hacen las cosas como deben.

–¿Se ha avanzado mucho a ese respecto?

–Mucho, hace 40 años en cualquier municipio, la bicicleta se consideraba poco más que una invasora de la zona reservada a los coches. Conforme han avanzado los años, la bicicleta ha ido ganado terreno y ha aumentado muchísimo la concienciación social de respeto de unos hacia otros.

–En Zamora mencionar la peatonalización es una tragedia. En el entorno del Mercado de Abastos se está priorizando ampliar aceras y eliminar aparcamientos. La decisión ha encendido los ánimos ya. ¿Qué cree que aporta a las ciudades?

–No soy comerciante, no sé el trasfondo económico que pueda tener para los negocios, a mí personalmente me gusta la peatonalización, creo que es el futuro, positiva para todos. Creo que puede llegar a ser beneficiosa para el comercio porque la persona se moverá andando y verá escaparates, entrará en las tiendas. Si vas con el coche eso no ocurre. El beneficio para la seguridad vial es evidente. Si los coches se retiran y la gente se mueve andando o con otros dispositivos menos peligrosos que los coches, es bueno, a parte de la ventaja medioambiental. Habrá menos ruidos, humos y atascos.

–Menos estrés.

–Por ejemplo, Pontevedra peatonalizó el casco urbano y el resultado ha sido muy bueno, se ha convertido en modelo para implantar en otras ciudades de Europa. Es una maravilla, vas andando, tienes transporte público, las circunvalación es para desplazarte en coche.

–¿La ciudad del futuro será un espacio en el que prevalezcan el peatón y los medios de movilidad personal?

–Sí, sostenibles, seguros y verdes, con transporte público y la circulación en bicicletas o andando. No lo digo yo, la Unión Europea ideó la Semana Europea de la Movilidad en esa línea.

"La peatonalización del centro de las ciudades es el futuro y creo que puede beneficiar al comercio porque recorrer la ciudad caminando permite ir viendo las tiendas, entrar y comprar. Pontevedra la ha aplicado y es un ejemplo para Europa"

decoration

Atropellos en carreteras y confinamiento

–¿Por qué hay tantos atropellos urbanos?

–Se han incrementado desde la pandemia, como en toda España. Y en vía interurbana, llama mucho la atención una persona que camina de noche sin chaleco y por una carretera casi sin arcén. En el confinamiento, nos acostumbramos a caminar por las carreteras porque no había tráfico. En Antes se daba, porque imprudencia siempre ha habido, pero no tanto como ahora, de ahí las últimas campañas tan agresivas de Tráfico para concienciar. Y Cuando se normalice la situación y volvamos al hábito anterior a la pandemia, mejorarán los datos.

–¿La mayor responsabilidad de los atropellos recae en el conductor?

–No se puede generalizar. Hablo del respeto hacia el conciudadano, tanto del conductor hacia el peatón como al revés. Puede haber quien se salta el semáforo en rojo cuando conduce, pero también he visto peatones cruzando en rojo o por lugares por los que no debe.

–¿Sigue costando levantar el pie del acelerador?

–Se ha avanzado. El conductor que antes se vanagloriaba de ir a 200 por hora es una especie en extinción hace mucho.

–¿“Palo” y concienciación van unidas para lograr que se respeten los límites de velocidad?

–No, las campañas de concienciación de ayuntamientos, de comunidades autónomas, de la Dirección General de Tráfico, de la UE son para educar porque se lleva trabajando años en este factor de riesgo. Evidentemente, la gente es consciente de los peligros que conlleva el exceso de velocidad, el consumo de carburante también influye junto a las denuncias y sanciones, pero esta es la última solución que queda para reconducir al infractor.

–Otra preocupación son los accidentes por fauna.

–Tenemos mil al año. El problema es serio, pero solo cuantitativo, no cualitativo como indica que en doce años haya habido 6 fallecidos, 15 heridos graves y 107 leves. Son cifras bajas en relación con el número de siniestros registrados. El otra cosa son los daños materiales que causan los animales salvajes en los vehículos en estos siniestros.

Compartir el artículo

stats