Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Caras y obsoletas: así son las televisiones de pago para los enfermos de Zamora

Familiares de pacientes ingresados se quejan: "Cuatro euros para un día y la pantalla se ve a medias"

Televisión en una habitación del hospital. L.O.Z.

“Quería poner una queja por el desastre que hay en el hospital de Zamora, sobre todo en las televisiones de las habitaciones. Te hacen meter cuatro euros para 24 horas y no sale la pantalla, es un cuadrito chiquitín que a la persona solo se le ve la cabeza, no se le ve más. La mayoría de las veces te traga el dinero y no sale nada, no se ve, y está las 24 horas corriendo, incluso cuando de noche no la tienes enchufada”. Así se explica Pilar Requejo, de Puebla de Sanabria, que ha estado ocho días de acompañante de su marido, ingresado en el hospital Virgen de la Concha.

Las personas que viven lejos de Zamora y tienen que acompañar a un enfermo se pasan prácticamente todo el día metidas en el hospital, y la televisión podría ser un elemento más de distracción para hacer que se les haga el día menos pesado. Pero las televisiones “blancas, horrorosas, de los años 60” tienen muchas carencias, no sólo de calidad, sino de precio: por un euro se puede ver la tele 55 minutos y el bono de un día sale por 3,80 euros. “Llamas al teléfono de averías y allí no coge nadie. Y los mandos no funcionaba ninguno, tuve que cambiar yo las pilas de esta habitación y de otras”, relata Pilar.

Detalle de las tarifas de la tele en el hospital Virgen de la Concha de Zamora L.O.Z.

Fuentes sanitarias consultadas por este diario indican que actualmente muchos de los pacientes o acompañantes prefieren para entretenerse conectarse al móvil o la tablet particular, que sale más barato y permite ver una mayor variedad de contenidos. Por tanto el hecho de que haya una televisión más o menos antigua o cara no tiene tanta importancia para la mayoría de los pacientes y acompañantes. Pero la gente mayor, sobre todo los que viven lejos de Zamora y no tienen alojamiento en otro lugar fuera del hospital, por lo que pasan muchas horas en las habitaciones, sí echan en falta un servicio mejor y algo más barato.

Las televisiones no son de los años 60 como dice la sanabresa, pero tienen ya sus años, ya que se pusieron cuando se reformó el hospital Virgen de la Concha y ciertamente van quedando algo obsoletas. “¿Por qué los presos tienen una televisión gratuita cuando han cometido un error, una desgracia por ahí y los pobres enfermos no la tienen?”, se pregunta Pilar Requejo.

Es cierto que el hospital no tiene como función prestar el servicio de televisión, y por eso se permite a una empresa privada hacerlo, a cambio claro de una contraprestación económica, lo que recaude con lo que aportan los usuarios que la utilizan. También es verdad que el servicio de televisión no deja de ser un aspecto accesorio a lo principal, que es la atención que reciben los enfermos en el Complejo Asistencial de Zamora.

Compartir el artículo

stats