Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La FP de Zamora brilla en el World Skills de Mecatrónica, el ensayo general para Europa

Los zamoranos Pablo Bajón y Juan Manuel Obregón realizan un buen papel en Stuttgart con la vista puesta en la competición de Polonia del próximo año

El equipo zamorano (segundo, cuarto y y sexto por la der.), con compañeros de Chile, Colombia y Portugal. | Cedida

“Hemos hecho lo que estaba previsto, teniendo en cuenta el poco tiempo que hemos tenido para entrenar”. Julio Miñambres, el profesor del IES Universidad Laboral, alababa la actuación de los estudiantes zamoranos Juan Manuel Obregón y Pablo Bajón en el World Skills de Mecatrónica que se ha celebrado estos días en Stuttgart, donde se han reunido los mejores de esta especialidad de FP en el mundo, en la que destacan los países asiáticos. De hecho, la medalla de oro de esta edición se la ha llevado Japón.

“Llegamos a montar la línea de producción automatizada y conseguimos cierto funcionamiento”, resume el profesor sobre lo alcanzado por sus alumnos, que para nada se sienten frustrados por no haber podido llegar más lejos en esta competición mundial. “No están decepcionados, al contrario, ya sabían hasta dónde podríamos llegar y han venido con ganas, trabajando como jabatos para alcanzar nuestros objetivos, que hemos logrado”, aplaude.

Desde julio

Ese escaso margen para prepararse de cara al mundial se debe a que fue en julio cuando la delegación española decidió que los participantes de este país sí asistirían al mundial en Alemania. “Teníamos muy poco tiempo y lo sabíamos, mientras que otros países han estado preparándose durante dos años o más”, compara Miñambres. Por eso la táctica que decidió el equipo zamorano como representante de España fue aprovechar esta experiencia como preparación de cara al europeo, que se celebrará en Polonia el próximo septiembre.

El equipo zamorano, durante la competición en el World Skills de Alemania Cedida

“Tenemos todo un año por delante pero el haber estado en Stuttgart les ha valido a los chicos para quitar el miedo a una competición internacional”, valora. “Siempre es una situación de estrés porque ellos desconocen todas las reglas del campeonato. Solo saben las de las máquinas, pero les abruma todo lo que hay alrededor, así que uno de nuestros objetivos está logrado”, asegura el profesor, quien ya tiene un amplio bagaje, con ocho competiciones internacionales a sus espaldas.

La única “espinita” que le queda clavada es la de no haber podido aprovecharse de la ventaja de contar en el IES Universidad Laboral de la maquinaria que ha sido la que se ha utilizado en este mundial, lo que habría sido —con tiempo suficiente de entreno— de gran utilidad para los zamoranos. “Hemos perdido una oportunidad de oro”, lamenta Miñambres, quien agradece la posibilidad de que el centro zamorano cuente con estos dispositivos de última generación para la formación de sus alumnos.

Los zamoranos, con otros compañeros a la espera de resultados. Cedida

Afortunados

En este sentido, asegura que son “afortunados” y que han podido comprobar en estos días “que tenemos las mejores herramientas para empezar a abordar la competición europea de 2023”, destaca, aprovechando también para dar la razón al director general de FP de Castilla y León cuando, en su visita esta misma semana a Zamora para acudir al IES Universidad Laboral señaló que el centro educativo tenga posiblemente uno de las mejores aulas taller de Mecatrónica de España.

“Pero no seríamos justos si no reconociéramos el mérito de todos aquellos que se han esforzado a límite para conseguir todo este material didáctico industrial: Miguel Santos y Marcos Martín, campeones de España de Mecatrónica en 2009, Sergio Pérez y Enrique Pastor, Campeones de España de Mecatrónica en 2015 y campeones de Europa en 2016, Marco de las Heras e Iván Miguel, campeones de España en 2019 y los últimos, los de la foto, Pablo Bajón y Juan Manuel Obregón campeones de España de Mecatrónica en 2022. Y detrás de todos ellos, yo mismo, Julio Miñambres”, enumera con orgullo.

Los zamoranos, durante una de las pruebas de Mecatrónica. Cedida

Muchos medios

Gracias a todos estos equipos de competición de Mecatrónica “han llegado máquinas de última tecnología al instituto para entrenar y a continuación formar a los estudiantes de cursos siguientes por valor aproximado de casi 200.000 euros, calcula. “Tampoco seríamos justos si no mencionamos los proyectos de innovación a partir de los cuales han llegado material por valor de más de 100.000 euros este año y unos 40.000 en el año 2011. Y también, detrás de ellos, yo mismo, con la ayuda de Antonio Peláez para el proyecto de 40.000 euros”, añade.

En la sede alemana del World Skills en Stuttgart no solo ha estado Mecatrónica —con 26 países participantes— sino también Tecnología del Agua e Industria 4.0. Toda una oportunidad para conocer a compañeros de otros países de los que aprender y disfrutar de unos días de convivencia con jóvenes apasionados también por estas nuevas tecnologías.

Compartir el artículo

stats