Kiosko

La Opinión de Zamora

Sucesos en Zamora

Salvaje agresión a una perra en Zamora: El Juzgado investiga el apaleamiento hasta la muerte de "Melody"

La nueva Protectora Santuario Animal, obligada a trasladarse a otras instalaciones por las amenazas de dos individuos

Una fotografía de la perra asesinada, Melody. Cedida

El Juzgado investiga la brutal muerte a palos de una perra, "Melody", en el recinto alquilado de acogida de la nueva Protectora de Animales Santuario Animal de Zamora, una salvaje agresión que protagonizaron dos varones de unos 40 años de edad el domingo, 18 de septiembre, según integrantes de la asociación que se encontraron a lo dos individuos en plena acción.

El juez investiga la muerte a palos de un can en la Protectora Santuario Animal

Las diligencias judiciales abiertas ayer mismo recogen un relato sobrecogedor de cómo falleció “Melody”, rescatado de la calle hace cinco años, los mismos que lleva con una integrante de Santuario Animal. Al parecer, los investigadores disponen de datos que podrían ayudar a identificar a los dos varones que fueron sorprendidos mientras la apaleaban a la perra, de tamaño pequeño.

El delito de maltrato animal, castigado con penas de prisión de 6 a 18 meses cuando se causa la muerte del animal y se utiliza algún objeto para ello, como en este caso, se cometió la mañana del 18 de septiembre, según dos testigos. “Llegábamos a la protectora para dar de comer a los animales, serían las 10.30 horas, cuando vimos que estaban pegando con un palo a la perra". Los dos hombres, que usaron un palo para aporrear a la perra en el cráneo brutalmente, "salieron corriendo cuando nos vieron y huyeron en un coche blanco”, explica una de los testigos.

Lesiones mortales

Las dos socias no pudieron hacer nada por la vida de “Melody” que tenía la boca totalmente desfigurada por el ensañamiento del que fue objeto, “sangraba a chorros, se levantó como pudo y se vino arrastrando hacia nosotros y murió en nuestros brazos. Le partieron la cabeza y las patas, le reventaron la lengua a golpes y murió asfixiada. Es una brutalidad”.

Los responsables del fallecimiento del animal, "al escuchar nuestros gritos, se montaron en un coche blanco y se fueron” de la finca en la que Santuario Animal acoge a animales abandonados desde hace un mes, tras constituirse en Zamora. La Protectora califica de “crueldad sin límites” la actitud mostrada por los dos agresores.

Las causas de la agresión

Sospechan que puede tratarse de personas allegadas a los dueños de la parcela que tienen alquilada, que ya les habían amenazado con actuar si no dejaban la finca, que abandonarán de inmediato tras el suceso, “ante el temor de que maten a más perros”.

La organización ya está con los preparativos del traslado a otra finca para cuyo acondicionamiento piden ayuda. Ayer convocaron una manifestación en la Plaza Mayor como repulsa al ataque, que sirvió para dar a conocer el episodio de maltrato animal y para pedir respaldo a la población.

La Protectora Santuario Animal necesita ayuda para conseguir ocho jaulas XL; voluntarios para arreglar la finca y la colaboración desinteresada de alguna empresa de vallado para delimitarla; casitas de perro en buen estado y tela de jardín negra. El teléfono de contacto es 624 06 49 40, el propio de la Asociación.

Compartir el artículo

stats