Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El pequeño comercio de Zamora se rebela contra el posible tope de precios: "Una puñalada"

Los negocios locales de la ciudad claman contra el pacto de regulación de precios del Gobierno: “Nos terminaría por machacar del todo”

Una pescadería en el Mercado de Abastos de Zamora. Emilio Fraile

“Las grandes cadenas de supermercados machacan al pequeño comercio, al comercio de todos los ciudadanos”, señala Rosario Julián Martín, carnicera zamorana, al preguntarle por el pacto que pretende el Gobierno con los grandes grupos de distribución para topar los precios de una cesta básica de alimentos. Algo que, según ha confirmado la comerciante zamorana, “acabaría” con el comercio local, muy castigado desde hace unos años por factores de diversa índole y que pide “apoyo” para poder competir con las grandes superficies comerciales.

“Las grandes cadenas tienen estrategias mucho más potentes y mayores facilidades. Si a todo eso, sumas aún más facilidades de las que ya tienen, nos castigaría enormemente”, declara Rosario, propietaria de una carnicería en el Mercado de Abastos de Zamora.

Hablan los afectados. E. F.

Muy próximo a la carnicería de Rosario tiene el puesto Antonio Vega, pescadero, el cual califica el denominado pacto como “innecesario”. “La calidad del comercio local es una realidad. Aquí tú sabes perfectamente lo que comes y compras por la presentación y por el producto. Algo que en las grandes superficies no ocurre”, defiende Vega, el cual manifiesta que “no veo esa medida porque creo que no es justa con el pequeño comercio ya que nos perjudicaría más aún”.

“El comercio local es más cercano, más próximo con la gente, aunque es cierto que se nos hace muy difícil poder competir contra las grandes superficies porque poseen más medios que nosotros”, sostiene.

Una medida, propuesta por la ministra de Empleo, Yolanda Díaz, que no ha sido bien recibida por el comercio local. Un sector que ya ve como sus ventas están siendo reducidas debido a la inflación, la luz o el combustible. Todo ello tras superar -o eso parece- la pandemia de coronavirus que supuso un golpe “muy duro” para muchos comerciantes y negocios.

El futuro lo veo muy crudo porque al final todo es para las grandes superficies, pero también estamos nosotros, que parece que se les olvida”, afirma María Antonia Morán, propietaria de una tienda de fruta y aceitunas en el Mercado de Abastos, pequeño motor del comercio local en pleno centro de la capital, que reúne a numerosos negocios que ven como, lamentablemente, sus ventas merman fruto, también, de la reducción del número de ciudadanos que acuden a realizar sus compras al mercado zamorano.

“Viene menos gente, pero porque, al final, no podemos competir contra las grandes superficies. Por ejemplo, la mayoría tienen aparcamiento gratuito, algo que aquí no tenemos y eso se nota. Y esto es solo una cosa, pero hay más. Esta medida la veo injusta porque daría aún más ayudas a las grandes superficies. Ya tienen muchas.”, declara.

Ángel Prieto, carnicero, también cree que la medida “es injusta” porque “castigaría a nuestro comercio”. “Nos dañaría mucho y eso lo tienen que tener en cuenta. Al final no todo son las grandes cadenas, también estamos nosotros. Siempre hemos estado”, declara. “Es algo que no sería nada justo y que atentaría directamente contra nosotros. Ya estamos bastante debilitados como para estarlo más por medidas que carecen de sentido como esta”, se sincera Prieto.

La patronal lo rechaza

La patronal del pequeño comercio también ha querido dar la cara y ha denunciado que un pacto del Gobierno con los grandes grupos de distribución para topar los precios de una cesta básica de alimentos “atentaría directamente” contra el comercio de proximidad, mientras continúan las reacciones dentro y fuera del Ejecutivo.

“De salir adelante, esta iniciativa atentaría directamente contra el comercio de proximidad al ejercer un efecto llamada sobre las personas consumidoras para comprar en las grandes cadenas en detrimento del comercio de proximidad que no puede competir en márgenes ni asumir los costes”, ha señalado en un comunicado la Confederación Española de Comercio (CEC), que se muestra en contra de esta propuesta por el daño que podría hacer a un sector, que no para de superar trabas.

La patronal del pequeño comercio ha rechazado así la propuesta de establecer un tope a una cesta básica de alimentos planteada por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que tiene previsto reunirse hoy con las patronales de la distribución y las organizaciones de consumidores para analizarla.

Compartir el artículo

stats