Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Zamora se prepara para un cambio de tiempo “significativo”

La provincia dice adiós al sol y al calor y deja paso a una semana cargada de nubes y lluvias

Jornada de nubes en Zamora, en una foto de archivo. Jose Luis Fernández

La ciudad de Zamora dice adiós al sol y al calor y se prepara para una semana entrante cargada de agua y nubes, en la que una bajada térmica será la principal protagonista.

Mientras hoy, domingo, los zamoranos viven una jornada de lo más veraniega con temperaturas altas que sobrepasaron -y con creces- los 32 grados, la ciudad de Zamora vivirá este lunes un “cambio de tiempo significativo” con unas temperaturas máximas por debajo de los 30 grados, ya que podrían alcanzar los 28 grados y, sobre todo, precipitaciones. Las temperaturas mínimas, en cambio, suben ligeramente respecto al fin de semana y se podría llegar a los 21 grados aunque, a partir de mañana, volverán a bajar al igual que ocurrirá con las temperaturas máximas.

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia, tras este fin de semana soleado y con temperaturas de verano, una bajada térmica acompañada de agua que se extenderá hasta el jueves. El viernes, la situación meteorológica dará un nuevo giro con un nuevo incremento térmico y el aparente fin de las lluvias. No obstante, los mercurios parece que ya se alejan del umbral de los 30 grados y dan el adiós definitivo al verano tras un fin de semana “anómalo” para la fecha en la que estamos.

De hecho, la Junta de Castilla y León declaró este fin de semana una alerta urgente por riesgo muy alto de incendios debido a la situación meteorológica en la comunidad, pues las previsiones más actualizadas de la Agencia Estatal de Meteorología preveían una situación de riesgo de incendios forestales entre muy alto y extremo.

Bajada generalizada

El “cambio de tiempo significativo” anunciado por la Aemet parece que pone punto y final al verano. La depresión postropical Danielle se aproxima a la Península Ibérica aunque debilitándose en su trayectoria. El frente asociado a la borrasca penetrará por el oeste, recorriéndola de oeste a este durante los siguientes días. Por tanto, a partir de mañana se producirá un cambio de tiempo significativo con precipitaciones abundantes que serán más intensas y persistentes en la mitad occidental y Pirineos, y un descenso notable de las temperaturas.

Por otro lado, el martes, las precipitaciones serán generalizadas, aunque serán menos probables en el sureste peninsular, el Cantábrico oriental y Baleares. De nuevo, serán localmente fuertes y con posibilidad de ir acompañadas de tormenta, especialmente en el sur del sistema Central y de los Pirineos, así como en puntos de Andalucía. Las temperaturas diurnas descenderán notablemente en la mitad oriental peninsular, salvo en el litoral mediterráneo, y también lo harán las nocturnas.

A partir del miércoles aumenta la incertidumbre, aunque lo más probable es que la inestabilidad continúe afectando a buena parte de la Península, con chubascos y tormentas más probables en la mitad occidental y área pirenaica, con tendencia a ir remitiendo al final de la semana. Las mayores acumulaciones de precipitación del episodio se producirán al sur del sistema Central occidental y de los Pirineos.

Compartir el artículo

stats