Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Fernando Prada Director Provincial de Educación

“Sin los profesores, sería imposible tener el nivel educativo del que ahora presumimos”

“El nuevo Conservatorio de Música de Zamora, que se ha venido demandando desde hace años, será una realidad dentro de 36 meses”

Fernando Prada se asoma a la ventana de su despacho. EMILIO FRAILE

Con una experiencia de más de una década al frente de la Dirección Provincial de Educación, Fernando Prada desgrana las novedades que le esperan a este curso 2022-2023 en Zamora, con la Lomloe como protagonista, el auge de la FP, el brillo de programas ya de renombre como el Plan de Fomento de la Lectura y la esperanza de no regresar a las restricciones COVID, deseando un año escolar donde la educación sea la única protagonista.

–¿Cómo se ha planteado este nuevo curso, ya de vuelta a la normalidad?

–Lo primero que tengo que hacer es agradecer el trabajo de los compañeros de la Dirección Provincial de Educación durante todo este tiempo, en especial los meses de julio y agosto, que son los más intensos de cara a preparar el curso. Por supuesto, también hay que hacer un reconocimiento a toda la comunidad educativa de la provincia de Zamora, desde los alumnos, que han tenido un comportamiento ejemplar durante estos dos últimos cursos, hasta las familias que han acompañado a sus hijos, comprendiendo a la situación que teníamos y, por supuesto, a todos los docentes, que han mantenido un espíritu colaborador, siempre atentos a cualquier problema que surgiera. Gracias a todos ellos y a la colaboración y la cercanía de la Dirección Provincial mantuvimos el virus controlado. Esas medidas se tuvieron que implementar en el año 2020, pero ahora hay que volver para atrás, afortunadamente. Los centros volverán a ser lo que lo que eran, con un acceso normalizado. Hemos vuelto a la situación que teníamos en el año 2019, en la cual solo nos teníamos que preocupar por la educación.

–¿Algunas de las medidas dictadas en el curso 2020-2021 han llegado para quedarse?

–La única restricción que nos queda, y así lo ha hecho saber el Comité Interterritorial de Sanidad, es el uso de la mascarilla en el transporte escolar, como ocurre en el transporte público. Esa será la única reminiscencia que quede después del COVID, aunque hay que continuar con la prudencia necesaria y seguir con las pautas de vacunación que nos recomienden. Los centros también puede que continúen con las entradas y salidas escalonadas, para evitar grandes aglomeraciones.

El director provincial de Educación, Fernando Prada, tras la entrevista. | Emilio Fraile

–Echando la vista atrás, ¿se siente satisfecho con lo conseguido en estos dos últimos cursos respecto a las medidas COVID?

–Cuando iniciamos el curso 2020-2021 no sabíamos a lo que nos enfrentábamos y nada más empezar hubo que poner en marcha los protocolos de control de aulas. En aquel momento yo estaba convencido, al igual que la Consejería de Educación, de que los centros escolares tenían que ser espacios seguros. Como comenté al principio, con la colaboración de todos, alumnos, familias y docentes, y nosotros intentando estar cerca de cualquier brote o incidencia en el aula, hemos conseguido el objetivo marcado durante esta larga travesía.

La gratuidad en Infantil ha logrado la escolarización del 70% de los niños de entre dos y tres años de la provincia

decoration

–En este curso, al desaparecer los desdobles, desaparecen también las plazas COVID para profesores, ¿esto significa una reducción de plantilla?

–Es cierto que había contratado un número específico por el COVID que, obviamente, con la desaparición de los desdobles, ya no van a existir. Pero la Consejería de Educación llegó a un acuerdo con las principales centrales sindicales por el que se establecía una reducción de la ratios para este curso y para el que viene, de tal forma de que para educación Primaria la ratio establecida para los primeros cursos pasa de 25 a 22, en Secundaria se reduce a 27 y en Bachillerato pasará de 35 a 33 como máximo. Por desgracia, en nuestra provincia no llegamos a esas ratios, salvo en sitios muy puntuales. En Zamora, el número de profesores se sitúa para este curso en 2.221.

–Una de las máximas preocupaciones de cara a este nuevo curso por parte de los profesores es la implantación de la Lomloe.

–Es un problema importantísimo. Esta ley se publica el 29 de diciembre de 2020 y, a partir de ahí, el Ministerio de Educación tenía la obligación de presentar sus reales decretos, que finalmente ven la luz en marzo y abril de este año, conteniendo un 60%, que es la capacidad de normativa que tiene el ministerio, dejando a la autonomía la capacidad para desarrollar el 40% restante. No es la única novedad, también hay tres aspectos fundamentales que inciden en el desarrollo del curso, como son el cambio de metodología con la que se trabajará, evaluará y desarrollará el curso, la rebaja de los requisitos para promocionar y titular, especialmente en Secundaria y Bachillerato, y el aspecto curricular. A este respecto, la Consejería de Educación publicó el borrador de todo el currículo propiamente dicho en el mes de junio, así que es conocido por toda la comunidad educativa y también por los libreros desde aquel momento, con lo que los libros están adaptados. Pero hay un trabajo muy importante que deben desarrollar ahora los centros educativos, que es implantar, desarrollar y aprobar su proyecto curricular, además de la programación específica de cada materia o la programación específica de aula. Esa es la mayor complejidad de este curso y que se debe desarrollar a nivel de centro educativo y de docentes. Para ello, la consejería ha publicado ya una serie de instrucciones de cara a cómo debe desarrollarse este currículo que está disponible, como digo, desde el mes de junio. Ahora estamos en un periodo en el cual se está dando formación a los inspectores de educación, así como a los equipos directivos y, próximamente, también a los docentes.

De la FP hay que destacar la calidad y la implicación de los docentes

decoration

–¿Ha sido en Zamora también un éxito la novedad de este año de la gratuidad de la educación para niños de dos y tres años?

–Aquí al final son 39 centros donde hay escolarizados, por el momento, 583 alumnos. Se han superado todas las previsiones, porque hemos llegado prácticamente a cerca del 70% de la escolarización de los niños que están en estas edades. Por lo tanto, ha sido un incremento importante de cara al total de alumnos en la provincia.

El director provincial de Educación, Fernando Prada, durante la entrevista. EMILIO FRAILE

–Un curso más, en Zamora se sigue apostando por la escuela rural, con un aula con tres alumnos y tres más de cuatro. ¿Es un esfuerzo muy importante para la Dirección Provincial de Educación?

–Por supuesto, se trata de una medida que requiere mucho personal, pero es una decisión importante que tomó en su día la Junta y la Consejería de Educación. Hay que recordar que somos la única comunidad autónoma que tiene colegios abiertos con solo tres alumnos. Ello implica que por esa aula tienen que pasar, al menos, seis profesores. Supone un gran esfuerzo, pero recoge la necesidad que tienen pueblos pequeños, donde las familias se comprometen a llevar a sus hijos a esas escuelas. Además, contamos con la colaboración de los ayuntamientos y allí va a estar siempre esta dirección provincial y la consejería, llevando la educación donde se precise.

–Un curso más, las mayores alegrías las sigue dando la Formación Profesional en Zamora, con un nuevo aumento de alumnos, ¿a qué se debe este éxito?

–Principalmente, a la calidad. Destacaría, sobre todo, la implicación de los docentes y que se trata de una educación que ofrece la posibilidad de conseguir un trabajo en la zona en la que resides, algo que no se consigue con otras enseñanzas de una forma tan directa. Por eso es importante que en pueblos pequeños se apueste por ella, como vimos el año pasado con el nuevo ciclo de Guía Natural y de Tiempo Libre en Puebla de Sanabria, que ha tenido bastante buena acogida, por lo que seguiremos apostando por desarrollar proyectos educativos de FP en esta y otras localidades de similares características. Pero insisto que el éxito radica sobre todo en la calidad del docente y en ofrecer esa posibilidad de encontrar un empleo casi de forma inmediata.

La única restricción que queda es el uso de la mascarilla en el transporte escolar

decoration

–¿Están satisfechos con los tres nuevos grados que se suman a la familia de FP en Zamora?

–Por supuesto, ya que van cubriendo expectativas. Siempre intentamos que cuando se pone un nuevo ciclo formativo en marcha tenga alumnado y, sobre todo, la posibilidad de realizar prácticas en lugares cercanos.

–Pasando al apartado de inversiones, este año la Junta impulsa el proyecto del nuevo Conservatorio de Música con una inyección de 4,5 millones de euros. ¿En qué punto están las obras?

–El pasado 21 de julio se firmó el acta de replanteo y la empresa está ya trabajando en el centro, primero limpiando de forma interna el antiguo teatro de la Universidad Laboral, porque recuerdo que son dos actuaciones importantísimas para Zamora y para el ámbito educativo. Por un lado, está la construcción del nuevo conservatorio, que se ha venido demandando desde hace años y ya por fin va a ser una realidad dentro de treinta y seis meses y después está la rehabilitación de este importante equipamiento que ha tenido la educación en Zamora y que va a estar a disposición de todos los ciudadanos como es el teatro de la antigua Universidad Laboral.

–También se han puesto en marcha obras menores en otros centros educativos y el Ayuntamiento ha trabajado en la ampliación y mejora de las entradas de algunos colegios. ¿Era la seguridad una demanda de los padres?

–En este caso, la competencia de conservación y mantenimiento viario es de carácter municipal en los colegios, pero siempre hay una colaboración muy directa con todos los ayuntamientos. En este caso, el de Zamora ha llevado a cabo obras de ampliación de aceras que ayudarán al acceso de los alumnos y a que la seguridad que se exige dentro de los colegios también esté en el exterior. Lo importante es que entre todos colaboremos para que la educación en nuestra ciudad siga siendo un referente a nivel provincial, autonómico e incluso me atrevería a decir que nacional, ya que hacemos numerosas actividades que son reconocidas y explicadas en importantes universidades muy lejanas de Zamora.

El director provincial de Educación, Fernando Prada, durante la entrevista. EMILIO FRAILE

–Un ejemplo de ello es el Plan de Fomento de la Lectura, ¿continuará creciendo este año?

–Es una de nuestras banderas. Después de pasar los dos años anteriores en una situación complicada, implantando enseñar desde los ordenadores para que se pudiesen conectar a alumnos con importantes escritores. Este pasado curso, en mayo, pudimos tener una actividad importantísima, con la participación de los escritores que están detrás de Carmen Mola e hicimos una gala magnífica con más de 700 asistentes en el Teatro Ramos Carrión. Queremos seguir apostando con proyectos nuevos en este sentido y aunque sabemos que el listón está muy alto, queremos subirlo y traer importantes actividades para que docentes y alumnos vean reconocido también en esta actividad el enorme trabajo que realizan durante todo el curso.

–La consejera de Educación, Rocío Lucas, anunciaba esta semana como novedad en este curso el Plan de Escuelas Saludables, ¿en qué consiste?

–Los alumnos en nuestros centros han pasado dos años con complicaciones a nivel psicológico y lo que se pretende es que la escuela sea también un centro de salud. Ya eran centros seguros en cuanto a COVID, pero también tienen que formar a los alumnos en hábitos saludables, empezando por el propio comedor escolar. Durante todo este tiempo ha estado presente en los centros esos hábitos saludables y ahora se intentará llevar a cabo también una enseñanza donde se destaquen determinados aspectos que hagan ver a los alumnos, por ejemplo, que hay como comer de forma saludable. Cuando eso se explica y se lleva a cabo con los alumnos de corta edad, en casa ellos exigirán a sus familiares que se tengan también esos comportamientos.

–¿Y el Plan de Matemáticas seguirá creciendo?

–Ese plan se implementó el curso pasado en el IES María de Molina y lo que se pretende ahora es desarrollarlo y explicarlo al resto de centros de Zamora, para ver que es posible poner en marcha otras formas de enseñar las matemáticas. Tuvo un gran éxito el año pasado y ahora se pretende que esas prácticas que se desarrollaron en el María de Molina se extiendan y se lleven, a través de la observación, a otros centros.

–Está en el cargo de director provincial desde el año 2009, ¿cómo ve la evolución de la educación en Zamora durante todo este tiempo?

–Ha habido avances significativos, pero todo ha cambiado mucho, desde los docentes hasta la forma de enseñar. La FP ha sido uno de los grandes hitos, es lo que más destacaría, con la Mecatrónica a la cabeza, que fue una apuesta que se hizo desde la propia Dirección Provincial de Educación. Es difícil mantener un sistema como el educativo, tan complicado, que va evolucionando curso tras curso, y que implica a todos los docentes, que son quienes al final materializan todas las actividades que podemos planificar desde la dirección provincial. Sin ellos, sería imposible tener el nivel educativo del que podemos presumir en nuestra provincia.

–¿Cómo desea que se desarrolle este curso?

–Espero que toda la comunidad educativa tenga un curso tranquilo, sin COVID, siempre con las medidas metidas en la cabeza y teniendo cuidado, pero, sobre todo, espero que esas pantallas que nos han separado, igual que ese metro y medio, desaparezcan para siempre y que lo más bonito que hay en los centros escolares, que son las sonrisas de los niños, las podamos ver, viendo disfrutar a los alumnos de una manera tranquila, para no volver nunca a caer en esta etapa tan difícil en la que hemos permanecido durante la pandemia.

Compartir el artículo

stats