Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Turismo y agroalimentación

Fromago implica a Zamora para pulir su imagen como gran cita internacional

La organización confía en que la gente se vuelque con la feria del queso, que arranca el jueves y que espera llegar a 200.000 visitantes

Montaje de Fromago en la zona de la rúa. Jose Luis Fernández

“Durante estos días, estoy rezando en todas las misas a las que voy en las fiestas de los pueblos”, señala el presidente de la Diputación, Francisco José Requejo, cuando habla sobre la posibilidad de que la lluvia empañe parte de la feria Fromago, que se celebrará en Zamora desde el jueves 15 hasta el domingo 18. El dirigente provincial hace este apunte, medio en broma medio en serio, consciente de que el tiempo es ahora uno de los pocos escollos que median entre el desarrollo de la cita internacional quesera y el éxito al que aspiran sus responsables.

Por lo demás, todo está prácticamente listo para que la ciudad acoja la feria mundial del queso que lleva meses gestándose y que pretende convertirse en el gran referente del sector. Esa es la ambición de los organizadores, encabezados por la Diputación, que confían en la implicación de la ciudadanía, del comercio y de la hostelería local para crear un evento redondo y cumplir las elevadas expectativas que se han puesto sobre Fromago.

No hay que olvidar que la feria ha supuesto un esfuerzo económico y organizativo de gran calado, dentro de las posibilidades de una provincia como esta. La Diputación ha invertido más de medio millón de euros, mientras que la Junta, el Ayuntamiento y algunos colaboradores privados también han realizado un esfuerzo importante por impulsar una cita que traerá a la ciudad más de mil variedades de quesos de los más de 300 expositores que se instalarán en los dos kilómetros de recorrido expositivo que se abrirá por las calles de Zamora: desde la Marina hasta la plaza de la Catedral.

Con esa realidad como telón de fondo, el propio Requejo espera que lo primero que encuentren los profesionales y los visitantes que acudan a la feria sea “una ciudad unida en torno al queso y abierta a las personas que acudan”. Esa es la premisa básica, bajo el punto de vista del presidente provincial, que ha realizado una apuesta personal muy fuerte por Fromago. Ya no solo se trata de la inversión; el dirigente liberal ha recorrido diferentes ciudades de España en la tarea de promoción para tratar de convencer a los negocios del sector quesero de cada territorio sobre la pertinencia de acudir a una feria que nace siendo ambiciosa.

“Nos tenemos que sentir orgullosos de algo tan nuestro como es el queso”, sostiene Requejo, un firme defensor de la calidad del producto y un convencido de la importancia de incidir en su promoción para situarlo al nivel de otras marcas con más prestigio.

Exposición de las ovejas de Fromago, en una imagen de archivo. Emilio Fraile

En esa línea, el éxito de Fromago se antoja clave para posicionar al queso de Zamora como sello referencial para el sector, aunque lo cierto es que el evento traerá a la ciudad todo tipo de productos de esta índole, procedentes no solo de España y de Portugal, sino también de Italia, Francia o Bélgica, según ha confirmado la propia organización.

Toda esa variedad de quesos se verá combinada por una actividad constante en las calles, siempre y cuando el tiempo respete los planes previstos.

Múltiples actividades

La idea de los responsables de Fromago es realizar toda clase de acciones en las plazas de la Marina, Castilla y León, Constitución, Viriato o la propia Plaza Mayor. Los asistentes encontrarán allí, a distintas horas, showcookings, maridajes o concursos que pretenden que la gente se eche a la calle para disfrutar de un evento en el que cada lugar y cada día ofrezcan un panorama cambiante para el ojo del visitante.

Además, Viriato y la plaza de la Catedral serán los escenarios de los túneles del queso que se habilitarán para que los asistentes puedan degustar algunos de los productos estrella presentes en la feria. El primero de los espacios citados estará reservado a los quesos nacionales, y los interesados podrán probar algunos de ellos previo pago de cinco euros; lo mismo ocurrirá en la zona del templo principal de la ciudad con las creaciones procedentes del exterior.

Esos atractivos servirán como elementos de valor añadido para un recorrido expositivo que busca ser, ya de por sí, un buen reclamo. La feria se estructurará a través de las carpas que ya se están situando por todo el recorrido expositivo, y su disposición permitirá que los ciudadanos se refugien en el caso de una hipotética inclemencia meteorológica: “Lo teníamos contemplado”, aclara Requejo, que anima a la gente a salir los cuatro días a Fromago “porque habrá siempre cosas diferentes”.

Los detalles definitivos del programa de la feria y de la disposición de los puestos se conocerá este lunes, cuando la organización dará una pequeña explicación sobre todo lo previsto. Por lo pronto, lo que se sabe con certeza es que los quesos internacionales se situarán en el entorno del túnel que se habilitará para su degustación. Es decir, cerca de la zona de la Catedral. A partir de ahí, se espera que pronto se revele la identidad de algunos de los protagonistas de mayor lustre, aunque todo apunta a que los responsables de Fromago se ahorrarán más de una sorpresa para exhibirla en la feria.

Ocupación hotelera

En lo tocante al asunto de la logística y de las plazas hoteleras, cabe destacar que la perspectiva de la organización es alcanzar los 200.000 visitantes, lo que forzosamente debería provocar un lleno en los alojamientos de la ciudad y de su entorno. Los responsables de Fromago ya deslizaron hace semanas que el asunto marcha bien en ese sentido, y apuntaron que la celebración del evento ya se estaba dejando notar en las reservas de Braganza o Salamanca para esas fechas. Pronto se comprobará si ese optimismo se traslada a la realidad del evento.

Más allá de eso, la atención de otra parte de los organizadores está centrada en ofrecer un buen servicio a los queseros que han respondido a la llamada y que estarán en Fromago durante los cuatro días de la muestra. Para ellos se habilitará Ifeza como centro de referencia y se establecerá un reparto diario de los productos que se almacenen en el recinto. Además, está previsto que alguna empresa de comida a domicilio se encargue de abastecer a los participantes en la propia feria si ellos lo requieren en algún momento.

Compartir el artículo

stats