Kiosko

La Opinión de Zamora

La Lomloe devuelve la participación de las ampas en los centros zamoranos

Los padres aspiran a recuperar actividades y funciones tras las restricciones de las normativas escolares a causa de la pandemia

Reunión de representantes de asociaciones de padres y madres en el encuentro regional celebrado este año en Zamora. | Jose Luis Fernández

La puesta en marcha de la nueva ley de educación, la Lomloe, traerá consigo una recuperación de las funciones que hasta antes de la pandemia tenían las asociaciones de padres y madres en los centros escolares. Así al menos lo espera la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) de Zamora. “Estamos encantados con poder tener participación en los consejos escolares y con la eliminación de las restricciones que había por el COVID”, señala la presidenta, Marina Álvarez, quien afirma que las familias “están deseando” poder volver a participar en las actividades de los colegios “y recuperar su sitio, trabajando por el bien de los niños y recuperando esa sintonía que había con profesores y equipo directivo, después de todos estos meses de nula participación por el momento que hemos atravesado”.

Amparados por la nueva ley, ahora la FAPA confía en que las administraciones le devuelva “el sitio que nos corresponde, porque añorábamos lo que teníamos antes”, confiesa Álvarez, subrayando que tanto padres como centro escolar y administración “trabajan en beneficio de los alumnos, todas remando en la misma dirección”.

Niños en un patio de un colegio de Zamora capital.

A punto de iniciarse el curso escolar, FAPA Zamora espera que los centros “dejen atrás la negativa que tenían sobre nuestra participación con la excusa de las restricciones COVID. Muchos centros se nos cerraron, pero es que nosotros no somos el enemigo a batir, sino una pieza más del sistema”, recuerda.

Vivir con el COVID

En este sentido, los padres defienden que siga habiendo una serie de medidas de seguridad y salud “porque el COVID sigue presente”, pero que estas sean “oportunas y adecuadas a la situación que se está viviendo en la actualidad, sin llegar a los extremos de cursos pasados”, compara.

Por último, sobre el inicio de las clases para los alumnos de Infantil y Primaria en viernes —el próximo 9 de septiembre—, la FAPA reconoce que no está de acuerdo con este arranque del curso 2022-2023 en el último día de la semana “y además con horario reducido”, añade la presidenta. “Es algo que causa bastante trastorno a las familias, pero nos tenemos que adaptar. Eso sí, esperamos que para el próximo curso escolar hagan caso a nuestras peticiones y se inicie el curso en lunes”, espera Marina Álvarez.

Compartir el artículo

stats