Kiosko

La Opinión de Zamora

El Cerco de Zamora llega a Olivares

Carlos Adeva compone una pintura inspirada en la obra “Amanecer jurídico del pueblo zamorano” de Delhy Tejero, protagonizada por los héroes de la ciudad

Mural “Amanecer jurídico del pueblo zamorano” de Delhy Tejero. | Jose Luis Fernández

En la ciudad de Zamora existen dos formas de contar el pasado, en forma de historia o como leyenda, a través del relato del Cerco de Zamora. La historia cuenta lo que se cree que sucedió en la reconquista, mientras que la leyenda es un posible cantar de gesta perdido.

Mural del Cerco de Zamora a manos de Carlos Adeva. | Emilio Fraile

Este año 2022, el Cerco celebra su 950 aniversario y el Ayuntamiento de Zamora como una de las actividades programadas para esta conmemoración ha finalizado un nuevo mural de mano de Carlos Adeva, sobre el Cerco de Zamora, que está situado en la avenida de Vigo, en el barrio de Olivares. El artista ha plasmado sobre el muro a los principales personajes del Cerco de Zamora, en la obra se pueden apreciar claramente a Urraca, Sancho, García, Alfonso y Elvira. Junto a cada uno de ellos se encuentra una breve descripción propia, para poder reconocer a estas celebridades zamoranas.

Este mural parte de una interpretación del cuadro de la pintora toresana Delhy Tejero “Amanecer jurídico del pueblo zamorano”, obra ubicada en el Salón de Plenos del Consistorio.

Delhy Tejero representó en un conjunto de tres lienzos el momento más importante del municipio zamorano, la lectura del Fuero, las leyes jurídicas que estaban implantadas en el municipio zamorano durante la Edad Media. Decide mostrar este momento como un documento gráfico: los vestidos, los tocados y cómo debían ser aquellos personajes, todo ello enmarcado en arcos, ventanas, capiteles, ciertamente auténticos. Las tres partes fueron desarrolladas simultáneamente, cuyo hilo conductor es el propio ambiente escénico.

En el panel de la derecha se encuentra el Rey Don Fernando, con él llega una nueva dinastía a León cargada de un espíritu innovador castellano y navarro, y dio el Fuero a Zamora en 1062. He ahí uno de los municipios más ricos del siglo, lo mismo que la ciudad y sus tierras. Junto a él, su mujer Doña Sancha, sencilla como una buena leonesa. En el resto del panel derecho, un clérigo de la Corte lee el Fuero, en él se puede adivinar al notario regio.

En la parte izquierda del mural, Delhy representó al pueblo, sintetizado en los tres estamentos. Un hombre de la iglesia, letrado; un hombre de trabajo, mercader y un hombre de armas, noble guerrero. Por último, en la parte central del mural, los cinco hijos del rey asistentes a todas las ceremonias, y el Cid, compañero y confidente de Don Sancho. Cada uno de ellos con su expresión y carácter definidos a lo largo de la historia.

La artista toresana escogió la solemne escena de otorgamiento del Fuero al Municipio zamorano, y creó una sobria composición de gran valor decorativo. Este mural otorga un gran valor sentimental a los ciudadanos zamoranos y a la ciudad en general, y Carlos Adeva, con su nuevo mural, por motivo del Cerco de Zamora, ha recordado la gran obra de esta mujer y la importancia del Fuero en la capital.

La obra de arte de Delhy Tejero fue premiada en su época por una unanimidad con 60.000 pesetas al boceto, tras la resolución del Concurso de Decoración Mural del Salón de Sesiones de la Nueva Casa Consistorial de Zamora en febrero de 1949. Se le concedió también un accésit de 10.000 pesetas por las grandes dimensiones de la obra y el largo tiempo de realización.

“Zamora Variopinta”

Zamora cuenta con una ruta de muralismo urbano que ofrece la ciudad como elemento de interés artístico y cultural para los visitantes y los propios zamoranos. Son más de medio centenar de murales de grandes dimensiones, los que ilustran fachadas repartidas por los distintos puntos de la ciudad y esto crea un determinado eje de comunicación entre ellos.

Este tipo de obras constituye un nuevo atractivo visual, que despierta el interés de los turistas, junto con otros elementos como el Románico, Modernismo o la gastronomía.

Esta nueva pieza que conmemora el Cerco de Zamora, se añade ya a este museo de arte urbano al aire libre que alberga la ciudad. Estos murales se pueden encontrar por la capital a través del código QR impreso en los folletos disponibles en la Oficina Municipal de Turismo, ya que están geolocalizados en Google Maps, así como en las pequeñas placas distribuidas por diferentes puntos de la ciudad.

En los próximos meses, nuevos murales irán prosperando para continuar adornando distintos espacios de la ciudad, algo que suma valor a los principales recorridos turísticos de la ciudad y acrecentando así la imagen de Zamora como referente de estilo artístico a nivel nacional e internacional.  

Compartir el artículo

stats