Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Lluvia de estrellas sobre Zamora

La localización, la hora y la espera son las claves para ver las Perseidas | Los jardines de la Catedral y los Tres Árboles, los mejores sitios para contemplar el fenómeno atmosférico

Lluvia de estrellas, las “Lágrimas de San Lorenzo”. | Archivo

Este año, el apogeo de estrellas se dará durante las noches del 11 al 13 de agosto y se podrán observar unas 200 estrellas fugaces cada hora. La mejor hora para ver la caída de estos meteoros es justo antes del amanecer, aunque se darán desde las diez de la noche en menor medida. Este acontecimiento será visible hasta el día 24, pero con menos intensidad, explica Manuel Alonso, representante de la Agrupación Zamorana de Astronomía.

El lugar donde visionar este fenómeno es muy importante, ya que la contaminación lumínica es un lastre para observar el encanto, por eso se recomienda alejarse de los núcleos urbanos y verlas con un horizonte libre de obstáculos. En Zamora, los mejores lugares a los que acercarse para observar este fenómeno son el Mirador del Troncoso, cerca de la Catedral, los jardines de esta, los Tres Árboles y sobre todo los espacios abiertos.

Para observar estas estrellas fugaces no hace falta mirar hacia ninguna dirección en particular, sino tener “paciencia”. Tampoco se necesita ningún material óptico como un telescopio, solamente subir la visión hacia arriba y a simple vista se podrá observar una luminosa lluvia de meteoros. Lo que sí es importante es el lugar dónde ver el cielo con amplitud, dejando que nuestra vista se acostumbre a esa oscuridad para poder visualizar mejor este espectáculo celestial.

En cuanto a los pueblos o comarcas más favorables, Manuel Alonso indica que si sales a cuatro o cinco kilómetros de la capital ya es idóneo, porque se evita mucho más la contaminación lumínica como en la zona de Sayago, Sanabria, que destaca la zona de la laguna de Peces, aunque también reconoce el valor de Aliste, la parte de La Culebra, aunque este año no en tan buenas condiciones por los múltiples incendios o puntos concretos como las Lagunas de Villafáfila. “Cuanto más al oeste nos desplacemos, la visión mejorará, porque nos alejamos de los núcleos urbanos más amplios que alberga la provincia”, explica Manuel Alonso.

La lluvia de estrellas, son pequeñas partículas de polvo que entran en la atmósfera. Concretamente, las perseidas tienen su origen en los fragmentos del cometa 109P/Swift-Tuttle, que se precipitan hacia la atmósfera en un determinado momento de su órbita. Esta caída, desde la tierra, se ve como destellos lumínicos y se conocen comúnmente como lágrimas de San Lorenzo. Su nombre se debe a la proximidad del día cumbre de la lluvia de meteoros y la coincidencia de la festividad del mártir español, exactamente el 10 de agosto.

2022, uno de los peores años para ver las lágrimas de sangre

Este año, durante los días cumbre de la lluvia de meteoros habrá luna llena, algo que dificultará en gran medida la visión de las estrellas, debido a que la luz que emite el satélite. Pasados cuatro o cinco días, durante las primeras horas de la noche, antes de que aparezca la luna en su totalidad, es el mejor momento para poder observar las lágrimas de sangre de San Lorenzo. Aunque exista este obstáculo, Manuel Alonso, representante de la Agrupación Zamorana de Astronomía, incita a que “conozcamos el cielo un poco más, no solo por las perseidas”.

Los mapas de estrellas se pueden conseguir en muchos sitios, y con él se podrán observar diferentes constelaciones como Escorpión, Sagitario, Cisne, Águila y la Vía Láctea. También existen diferentes aplicaciones para el móvil como Skymap, o Stellarium para ordenadores y tablets que de manera totalmente gratuita te enseña a ver lo que hay en el cielo, te explica os planetas, las constelaciones, las lunas y demás meteoros visibles. En la provincia de Zamora, son muchas las personas que por las noches buscan enclaves estratégicos para ver estos “milagros del cielo”. Existen diferentes grupos como “Quedadas estelares de Zamora”, que vía Telegram que se reúnen para el visionado durante las lágrimas de sangre.

El mes de agosto y la buena temperatura ayuda a que las personas se reúnan por este motivo y Manuel Alonso, aunque este año no sea el más idóneo para la observación de meteoros, incita a “salir a la calle a ver este fenómeno único”.

Compartir el artículo

stats