Kiosko

La Opinión de Zamora

Una vivienda media de Zamora tarda veinte años en rentabilizar su inversión en renovables

Las empresas instaladoras constatan un incremento del interés en el autoconsumo, pero avisan: “Es muy importante hacer cuentas”

Instalación de placas solares en viviendas. | Fran Extremera

El incremento del precio de la luz ha generado que un mayor número de ciudadanos se interesen por instalar placas solares y otras herramientas con las que ahorrar en la factura de la luz, además, la importancia que se le viene dando a las energías renovables ha dotado de un mayor atractivo a esta industria energética. Diversas empresas publicitan que el cliente podrá ahorrarse hasta un setenta por ciento de su gasto habitual, e incluso algunas instituciones conceden créditos para su instalación.

No es rentable

Sin embargo, la rentabilidad media que un usuario puede obtener varía enormemente dependiendo de su tipo de consumo. Pepi Lorenzo, de la empresa zamorana Zinesol, especializada en energía solar y autoconsumo, sostiene que “es importante que los potenciales clientes hagan cuentas antes de solicitar la instalación de estos elementos”. Su empresa está recibiendo un gran número de solicitudes ante las campañas de comunicación de sus colegas, aunque afirma que “pocas llegan a término, es mi deber informar a mis clientes de la rentabilidad que obtendrán, en muchos casos esta será inexistente”.

Para que una instalación resulte rentable “el usuario debe tener un alto consumo, una factura superior a los 150 euros, aproximadamente, lo que sería un consumo de unos 6.600 vatios”. Por ejemplo, los propietarios de una casa de grandes dimensiones que tengan una piscina, o los grandes restaurantes o empresas. El motivo de estas cifras viene dado por el desglose propio de las facturas “en una de noventa euros, el consumo serán unos cuarenta euros, el resto corresponde a gastos fijos e impuestos, la variación que habría en ese coste sería mínima”.

Es decir, si un cliente que habitualmente paga setenta euros en su factura, contrata una instalación, cuyo coste con IVA ronda los 7.800 euros, tardará al menos casi veintidós años en amortizar la inversión.

Horario de consumo

“Además, debe tenerse en cuenta el horario en el que se hace el consumo, si se realiza entre las once de la mañana y las seis de la tarde, habrá un ahorro, fuera de ese horario, no”. Otras de las empresas que aumentaron sus ventas son las de baterías de ion de litio, con las que almacenar la energía del sol recogida, que tienen un coste de unos novecientos euros, las más económicas.

Negocio de las eléctricas

En este punto, si el consumidor genera un exceso de electricidad, las grandes eléctricas se lo compran y “aquí llega el negocio, las gigantes de la energía la adquieren a cinco céntimos, pero después la venden por treinta y cinco”. Por estos motivos, en Zinesol consideran que precisamente la subida de la luz por parte de las eléctricas tiene mucho que ver con este motivo.

Explican que “subiendo el precio de las facturas se crea el problema, y creando campañas publicitarias y de comunicación de las bondades de estas instalaciones que permitirán ahorrar en la factura, se genera la solución, pero realmente siguen lucrándose las mismas empresas”. Por el contrario, hace unos años, cuando comenzó este modelo de negocio “hubo un boom de instalaciones, las eléctricas pagaban 40 céntimos por la energía y ahí si era rentable”.

Compartir el artículo

stats