Kiosko

La Opinión de Zamora

El plan de ahorro energético indigna a los empresarios el día de su puesta de largo

El hartazgo de comerciantes y hosteleros se hace visible ante las puertas abiertas de los establecimientos de la calle de Santa Clara

Comercios con las puertas abiertas el día que entran en vigor las medidas de ahorro energético EMILIO FRAILE

Hace apenas unos días, el Gobierno anunciaba una serie de medidas de ahorro energético que serían de obligado cumplimiento para hosteleros y comerciantes de muy diversos sectores. Hoy, los negocios y establecimientos de Zamora continúan con su labor habitual sin cambio alguno, negándose a afrontar una serie de “imposiciones” en las que no se ha contado con ellos, tenido en cuenta la diversidad de sectores que forman parte, ni comprendido sus necesidades. Llegan, además, en un momento económico en el que la inflación, el precio de la luz y el encarecimiento de la vida está haciendo mella en sus bolsillos, motivos por los que no pueden permitirse más pérdidas.

Las medidas han entrado hoy en vigor, entre las dudas y el descontento general de los comerciantes y hosteleros de Zamora. Las limitaciones de temperatura se han hecho efectivas y en muchos de los establecimientos de la ciudad no han recibido notificación alguna con las directrices a seguir. Como resultado, las puertas de los bares y tiendas de la céntrica calle de Santa Clara permanecían abiertas.

Una perfumería en la que no hay instalada puerta. | Emilio Fraile

Por parte de los hosteleros la respuestas son varias, pero en todas ellas se manifiesta un profundo malestar por las imposiciones, algunos afirman que “no cumplirán unas medidas que no les han sido comunicadas, de las que solo saben a través de los medios de comunicación y con pocos detalles”. Por otra parte, otros se muestran asombrados ante la “hipocresía de los gobiernos” que “exigen otro esfuerzo a los trabajadores, cuando ellos no predican con el ejemplo”. Se sumaba también el humor irónico de algunos de los hosteleros, que no han podido encender el aire acondicionado durante todo el verano porque la factura de la luz les impediría llegar a fin de mes si lo hicieran.

Choque con la prevención de riesgos laborales

Pese al último acuerdo, en el que se permitía a bares, restaurantes y comercios establecer una temperatura entorno a los veinticinco grados, otros afectados por las medidas afirmaban que estas “chocan con las de prevención de riesgos laborales, si bien no en lo estrictamente legal, sí, si se atiende a las olas de calor que la ciudad está sufriendo durante los últimos meses y los efectos que el calor tiene sobre las personas cuando están sometidas a el durante un periodo de tiempo extenso”. Sobre este tema, Ruperto Prieto, presidente de Azeco, cree que “la laxitud en las medidas viene dada, entre otros motivos porque son muchos los sectores a los que se aplican y cada uno tiene su propia legislación”.

Aumenta el riesgo por COVID

Las farmacias no cerrarán las puertas mientras la COVID siga circulando

decoration

Establecimientos como las farmacias recibían anoche una circular por parte del Colegio de Farmacéuticos de Zamora en la que les indicaban que “durante los próximos días recibirían noticias sobre como proceder”, por lo que por ahora continuarán sin ningún cambio. Además, los profesionales del sector se muestran contrarios a la adopción de estas medidas por el riesgo que supone al estar expuestos a la COVID, por lo que mantienen que “no cerrarán las puertas mientras el virus siga circulando”.

Obras necesarias en los comercios

En otros comercios locales afirman que con el tipo de puertas que tienen sería necesario realizar una obra para poder adaptarla, pero tal y como está su economía actual, “es algo que no se pueden permitir”, además, echan en falta “que sea el Gobierno el que otorgue subvenciones con las que subsanar estos gastos, pero que de eso no han recibido ninguna noticia ni creen que vayan a recibirla”. En algunos casos se trata de pequeñas instalaciones, como un brazo mecánico en la puerta, sin embargo, otros establecimientos no cuentan con puerta, solo con la reja que bajan al cerrar, para ellos si se trataría de una inversión de gran magnitud.

Cumplimiento de las medidas

Los comerciantes tenemos la voluntad de contribuir con el ahorro, pero esto nos ha venido impuesto, sin atender a nuestras necesidades

decoration

Entre los pocos comercios que podían verse cumpliendo las medidas está Benetton, donde la gran puerta de hierro y cristal permanecía cerrada y las dependientas se afanaban por ayudar a los clientes a abrirla. La encargada del negocio recibió ayer una circular del grupo empresarial donde le informaban de las medidas, por lo que ya las han puesto en marcha. Aseguran que “va a ser un problema porque dentro del establecimiento la temperatura es muy elevada y los clientes se marchan enseguida”, añade también que “es complicado trabajar así, parece que solo queda esperar a que el frío vuelva”. Desde Azeco insisten, “los comerciantes tenemos la voluntad de contribuir con el ahorro, pero esto nos ha venido impuesto, sin atender a nuestras necesidades”.

Azeco: son imposiciones que hunden aún más al comercio local

Desde Azeco, la Federación de Asociaciones Zamoranas de Empresarias de Comercio, se muestran “categóricamente en contra” de estas medidas. Destacan que se han enterado de las medidas por la prensa, sin tiempo como para poder poner un plan en marcha. En la CEOE también lamentan que no se haya contado con los comerciantes para la elaboración de estas medidas y critican que “antes de anunciarlas y ponerlas en marcha, deberían haber sido trasladadas al sector”. En la Asociación tienen claro que “se le está dando más peso al comercio online, en un contexto en el que pequeño comercio de la ciudad todavía no es competitivo y solo va a hundirlo más”. Apuntan que “desinflarán las ventas porque en un momento con tal inflación, será aún más complicado atraer al cliente a un lugar donde no esté cómodo”.

El control del cumplimiento lo realizará la Junta de Castilla y León

Los hosteleros y comerciantes tampoco han recibido noticia alguna sobre si se realizará un control, de qué forma se hará o cuando comenzará este. Azeco ha sabido que este seguimiento correrá a cargo de las comunidades autónomas, motivo por el que la Junta de Castilla y León se reunió el nueve de agosto para discutir sobre ello, aunque todavía no han trascendido las conversaciones que se mantuvieron. La Asociación de comerciantes está poniéndose en contacto con otros representantes de diferentes sectores para mantener una reunión conjunta con la Junta, a la que ya se lo han solicitado. Por el momento no tienen respuesta, pero “esperan que sea pronto y pueda existir un consenso con el que llegar a un acuerdo que beneficie a hosteleros, comerciantes y consumidores, respetando a su vez la idea de ahorro energético que plantea el Gobierno de España.

Compartir el artículo

stats