Un coche al que se prendió fuego de forma, al parecer, intencionada, ha calcinado 1.000 metros cuadrados de pasto y matorral en una zona tras el Corazón de María, en la urbanización Valdelaloba. Hasta allí se han tenido que desplazar efectivos de los bomberos, así como de la policía local y la Guardia Civil. Hasta el momento ya se ha confirmado que se trata de un Seat Ibiza robado previamente. Prosiguen las investigaciones para esclarecer el suceso.