Kiosko

La Opinión de Zamora

Todo el oeste de Zamora está en una situación demográfica muy grave

El proyecto de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa muestra la caída de las comarcas a través de distintos indicadores

Un hombre camina por Molezuelas de la Carballeda. | Emilio Fraile

Zamora sufre una crisis demográfica galopante. A estas alturas, esa realidad no debería sorprender a nadie, habida cuenta del volumen de datos que sitúan a la provincia como el territorio que más población pierde de España en los últimos años, el más envejecido y uno de los que menos niños tiene en toda Europa. Pero el escenario no es el mismo en todas las comarcas. Hay determinadas zonas que se salvan de la quema o que la sufren de un modo menos virulento, mientras que otras se hallan en el epicentro de la despoblación.

Regiones que padecen desventajas y permanentes

En ese segundo grupo, se encuentran las comarcas más cercanas a la frontera y más alejadas de los grandes núcleos y de los centros de poder. En el oeste de Zamora se halla uno de los lugares más deprimidos desde el punto de vista demográfico, y así lo reconoce el Mapa 174, creado por la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa, y llamado así por el número del artículo del tratado de funcionamiento de la UE que alude a “las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes”.

Este proyecto, respaldado por la Universidad de Zaragoza, evalúa cada municipio de España en función de su población actual, su evolución en los últimos años, el porcentaje de niños menores de cinco sobre el total del padrón, la tasa de mayores de 65 años y otros parámetros como la altitud o la pendiente media del lugar. En base a eso, el mapa colorea cada término teniendo en cuenta si su situación demográfica es buena, intermedia, grave o muy grave.

La zona de frontera con Portugal

En ese último grupo se encuentra la práctica totalidad de los municipios zamoranos que hacen frontera con Portugal, y una buena parte de los que se aproximan a este territorio y se encuentran en las comarcas de Sayago, Aliste, La Carballeda o Sanabria. De los que se ubican en el límite con el país vecino, tan solo Puebla de Sanabria, Alcañices y Torregamones escapan de ese nivel máximo, aunque sin exhibir tampoco unos datos demasiado positivos.

Hay que recordar, además, que los grandes incendios de las últimas semanas se han producido en territorios situados al oeste de la provincia, por lo que los daños del fuego vienen a incidir en situaciones socioeconómicas ya muy castigadas, como se puede percibir en los datos del Mapa 174.

Situaciones muy graves

Por poner algunos ejemplos, Ferreras de Abajo aparece dentro de estos municipios en una situación “muy grave”, con indicadores como una densidad de población de 5,4 habitantes por kilómetro cuadrado y más de un 45% de su población por encima de los 65 años; en el caso de Ferreruela, la densidad se queda en 4,73 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que solo un 1,56% de su población tiene menos de cinco años.

Municipios como Figueruela de Arriba, Mahíde o Riofrío de Aliste presentan datos iguales o peores, mientras que Losacio se sitúa en una situación grave, con 90 habitantes y una tendencia más que preocupante. También en otras zonas aparecen ayuntamientos en una situación extrema, aunque con una menor continuidad que en la parte occidental.

El Mapa 174 “no solo pone de manifiesto la magnitud del declive demográfico a escala nacional, sino que constata que el fenómeno de la despoblación no es, ni tan homogéneo en intensidad, ni tan generalizado territorialmente, como en ocasiones se pretende hacer ver desde las tribunas políticas o mediáticas”, señalaron los responsables del estudio.

Compartir el artículo

stats